Grabación con cámara oculta a Kiko Rivera deja por los suelos al hijo de Isabel Pantoja

'Sálvame' filtra unas grabaciones con cámara oculta donde se ve a Kiko Rivera muy desmejorado arremetiendo duramente contra algunos de sus familiares

Kiko Rivera
Kiko Rivera

Kiko Rivera está pasando por un mal momento. La guerra familiar con Isabel Pantoja está acabando con su salud, por este motivo ha decidido echar el freno y no regresar a la televisión ni conceder ninguna entrevista en revistas. El DJ publicó un vídeo en Instagram donde hablaba de las consecuencias físicas y mentales de esta guerra mediática sin fin. Necesita tomarse un tiempo. El artista ha reconocido que tiene días malos y los acaba pagando, como no, con su esposa Irene Rosales.

Kiko Rivera protagonizó ayer mismo un tenso encontronazo con el reportero Omar Suárez. Después ha querido disculparse en sus redes sociales. “Hoy no he tenido un buen día”. El reportero llegó a su casa y el DJ le cerró la puerta de un portazo, algo que no era habitual días anteriores. El hijo de Isabel Pantoja se mostró muy molesto. Este trato podía hacer pensar que el marido de Irene Rosales estaba enfadado pero para nada.

Arrepentido, Kiko Rivera utilizaba su cuenta de Instagram para disculparse. “Le he contestado mal a Omar Suárez y parece que me molesta el vídeo que van a sacar. Eso a mí me da igual”, escribía Kiko. El DJ también llegó a hablar del vídeo que estaba a punto de verse en ‘Sálvame’, donde sale él 10 años atrás escupiendo pestes de su familia. Ha sido el propio Kiko Rivera quién ha confirmado que en aquella época se encontraba como se encontraba. “Era un chaval y estaba metido donde estaba metido”, se explicaba Kiko.

El DJ podría estar enfadado por las imágenes que los espectadores vieron en ‘Sálvame’. Paz Padilla empezaba el programa el pasado martes muy alarmada, sin la presencia del director del espacio. «Son unas declaraciones de Kiko Rivera, de hace años, hablando de su madre, de la pareja de su madre, de toda su familia e incluso algunos colaboradores de Sálvame. Son fuertes», explicaba muy seria la presentadora. 

Gustavo González grabó en cámara oculta a Kiko Rivera en 2006. En un ambiente tranquilo y relajado. El DJ arremetió en aquella época duramente contra su familia. Al cantante le molestó estar en un internado.  «Mi madre siempre estaba trabajando. Me iba a recoger mi tío o me cogía yo el tren o el autobús, donde fuera. Pero que tampoco ha sido de los peores años de mi vida en el internado», confesaba.

«Ojalá no entre, de verdad te lo digo de corazón que ojalá no entre. Primero por él porque le tengo cariño y segundo por mi madre porque lo va a pasar mal. Si mi madre es feliz, automáticamente yo soy feliz. Mi madre no está por interés, está por amor«, decía respecto a la que entonces era la posible entrada en prisión del exalcalde de Marbella. No obstante, aseguró que muchas personas se acercan a su madre por interés.

Aunque ahora se muestra muy cercano a los Rivera, en 2006 no quería ni hablar de ellos. Se sentía muy dolido por como se portaban con su madre.