Imputan a Isabel Pantoja delito por estafa con nueva pena de cárcel

Isabel Pantoja podría volverse a sentar de nuevo en el banquillo como acusada por una presunta estafa. La periodista Paloma García Pelayo lo desvela en 'El programa de Ana Rosa'

Isabel Pantoja
Isabel Pantoja

Kiko Rivera ha vuelto a conceder una entrevista para la revista Lecturas junto a Mila Ximénez. En ella vuelve a hablar de su madre después de que se haga público que está podría volver a la cárcel y que le quitara el coche que le regaló. Parece que en esta ocasión, el DJ habla de una forma más conciliadora. Sin embargo, la cantante ha salido escarmentada y no piensa dar su brazo a torcer.

“Ha sido muy complicado. No deja de ser mi madre”. Kiko Rivera se sincera en exclusiva con Mila Ximénez. “¡Ese dolor lo tengo! ¿Sabes lo que ha sido este último fin de año?”. El hijo de Isabel Pantoja se muestra más duro que nunca con su madre. “Desde que tengo uso de razón lo he pasado en Cantora. ¡Es tan duro ser huérfano sin serlo!”.

Sobre el estado de salud de Isabel Pantoja, “mi prima y mi hermana me dicen que está de puta madre, que está más delgada pero que es normal. Una amiga me dice que está fatal”, revela Kiko Rivera.

Kiko Rivera no puede negar que piensa en su madre y ha tomad medidas para evitar el contacto con ella. Ha borrado su teléfono para no llamarla. “He tenido que borrar el número de teléfono de mi madre para no llamarla”, asegura en exclusiva para ‘Lecturas’.

“A lo mejor he sido un estorbo entre mi tío y mi madre y ahora es cuando están a gusto”, explota el hijo de la tonadillera.

Esta nueva entrevista de su hijo llega en el momento en que Isabel Pantoja vuelve a ser la protagonista del día. Paloma García Pelayo ha confirmado que la tonadillera podría volver a sentarse en el banquillo de los acusados y enfrentarse a una pena de prisión.

«Tan solo un año después de que Isabel Pantoja se pusiera en libertad y saliera de la prisión de Alcalá de Guadaira, se enfrentaba a una imputación por un delito penal en el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Marbella. El delito por el que se le imputa es estafa, presunto delito por el momento«, ha comenzado diciendo la periodista.

«Los hechos se remontan y tienen que ver con una deuda que ella contrae, concretamente su sociedad ‘Panriver 56’, por unas obras en el restaurante en la parte de la discoteca en Fuengirola y que Isabel Pantoja no paga, la empresa constructora malagueña ‘Codabe’ la demanda, gana la demanda, llegan hasta la Audiencia Provincial y la condenan a pagar 92.000 euros«, ha continuado Paloma 

Isabel Pantoja no paga la cantidad que le reclaman en el momento, por lo que se embarga esa cantidad en la finca Cantora. La constructora malagueña «vende su deuda» con la Pantoja a una segunda empresa a la que dicha entidad debía dinero, por lo que es esta la que tendría que cobrar la cantidad estimada a Isabel.

«Agustín Pantoja vende en el 2015 la casa de Marbella ‘Mi Gitana’, y cuando se vende esta casa, lógicamente hay que saldar todas las deudas. ¿Qué ocurre? Que cuando se saldan las deudas, se paga al primer deudor, no al segundo que es el que tiene el derecho de cobro sobre el embargo de Isabel Pantoja«, ha continuado.

La otra empresa asegura no haber visto ni un euro, por este motivo ha interpuesto una demanda contra la constructora y la propia Isabel Pantoja.

«Cuando sale de prisión y ya saca su disco, la llaman a declarar y no la encuentran. 48 horas antes de que se cumpliera el plazo para entrar, probablemente por un delito penal, en busca y captura, finalmente el juez la encuentra y ella declara in extremis en un juzgado de Chiclana en diciembre de 2018. El procedimiento sigue abierto, ella sigue imputada y este verano, el día 16 de julio exactamente, pide al juzgado que sobresea el caso, que lo archive porque su defensa alega que ni ella estaba en la firma, ni tomó la decisión, ni estaba presente en los actos porque estaba en prisión, sino que los llevó a cabo su hermano Agustín al que le dio lo que se llaman los poderes generales por su incapacidad», ha declarado la periodista