Irene Rosales acude a comisaría por una denuncia de Kiko Rivera

Irene Rosales y Kiko Rivera acuden a la policía para denunciar lo que les ha sucedido en las redes sociales

Las redes sociales son un arma de doble filo. Muchas personas se esconden en el anonimato para insultar a otras. Sin embargo, para los famosos tienen una gran importancia y es que logran estar en contacto con millones de personas y que todos sus proyectos lleguen a más. Son muchas las personas populares que han vivido alguna terrible experiencia con las redes sociales, como por ejemplo Kiko Rivera, quién está de rigurosa actualidad desde que se puso de moda por su mediática guerra con su madre, Isabel Pantoja.

Ha sido el propio Kiko Rivera quién ha puesto en conocimiento de sus seguidores este hecho a través de sus redes sociales, donde asegura que alguien se ha hecho pasar por él. Ofrecía dinero a sus seguidores a cambio de registrarse en un enlace que éste facilitaba.

«Hay que denunciar esta cuenta», ha asegurado el hijo de Isabel Pantoja en las redes, que ha alertado a sus seguidores: «Se están haciendo pasar por mí, ¡hasta donde vamos a llegar!», ha comentado.

Irene Rosales
Irene Rosales

Tal y como explicó Socialité, el usuario, haciéndose pasar por Kiko Rivera, enviaba mensajes a sus seguidores donde les decía que habían ganado 1.000 euros. Para conseguirlos debían registrarse a través de un enlace donde se les pedían los datos personales y bancarios, por supuesto.

«Es el método phishing«, explica a ese programa José María Benito, portavoz de la Unión General de Policía. «Lo que están intentando es conseguir números de cuenta, números de tarjetas, para vaciar cuentas o generar cargos a esas tarjetas», ha añadido.

Aquellas personas que sean víctimas de estafas como esta deberán denunciarlo en primer lugar ante la Policía, aportando para ello «el extracto bancario o el justificante de que alguien ha hecho un cargo en su tarjeta», ha indicado Benito. Y precisamente es lo primero que ha hecho Kiko Rivera en compañía de Irene Rosales.

 Tal y como explica a Socialité Rubén Sánchez, abogado de FACUA, el primer paso es sospechar de este tipo de mensajes: «No es habitual que un famoso mande un mensaje directo a todos sus seguidores. En ese momento, sospechemos«, ha recomendado.