Isabel Pantoja contra las cuerdas por las deudas cuelga el cartel de “se alquila” en Cantora para bodas, comuniones y bautizos

Isabel Pantoja atrapada por las deudas pone una solución para salvar Cantora

Isabel Pantoja está viviendo los peores años de su vida. Cuando salió de prisión esperaba limpiar su imagen, pero lo que no sabía es que su propio hijo la tiraría por tierra. La tonadillera firmó un contrato de exclusividad con Mediaset en 2019 por 2 millones de euros para no acabar en la ruina, contrato que renovó este mismo año por la misma cantidad y con las mismas condiciones. La cantante arrastra muchas deudas de valor incalculable y la actual situación no le ayuda. La madre de Kiko Rivera tenía pactada una gira por España y América Latina, pero se fue a pique con la pandemia. Parece que alguien le haya echado un mal de ojo.

Actualmente es jurado del programa ‘Top Star’, pero éste no ha logrado la audiencia esperada y está cosechando datos paupérrimos que Telecinco no se puede permitir. En su tercera gala se quedó en un trágico 8,6%, superado por las ofertas de La 1, La Sexta y casi Cuatro. Lo nunca visto. No obstante, Telecinco se resiste a retirar el espacio por quién está en el. Ha desembolsado una gran suma de dinero por Isabel Pantoja y no puede dejarlo perder. Toda la edición está grabada y la tonadillera ya ha cobrado.

Pero no es este su único problema. Isabel Pantoja lucha por Cantora. Kiko Rivera quiere su parte y se ha tomado la justicia por su mano. Rivera habría vendido ya la propiedad por unos tres millones de euros a una empresa, la cual le entregaría a él la mitad de esa cantidad y se habría hecho cargo igualmente de la deuda contraída por Pantoja al hipotecar Cantora. Ahora la cantante dispone de nueve días para liquidar la deuda o, en caso contrario, abandonar la propiedad.

Según la revista, solo quedaría recibir un documento que acredite que el hijo de Paquirri ha saldado su deuda con Hacienda. De esta forma, en pocos días, el 47,6 por ciento de la finca estaría en manos de una empresa inversora. Isabel Pantoja cuenta con el 52% de la finca, pero también tiene una importante deuda de 2,6 millones de euros con el banco por un préstamo por el que hipotecó el total de la propiedad.

Tal y como informa la revista, Isabel Pantoja no paga dicho préstamo desde hace un año, por lo que la citada empresa CTH podría quedarse con toda Cantora comprando la deuda de la tonadillera. Como ya hemos comentado, ahora el banco será quién avise a la tonadillera de la existencia de un comprador y le dará nueve días para que ella tenga la oportunidad de salvar la deuda y quedarse con su casa.

La estrategia de Isabel Pantoja para no perder Cantora

Esta semana Isabel Pantoja sorprendía con un cartel de «se alquila» colgado en la puerta de entrada a Cantora. Pero no, la tonadillera no tendrá vecinos en casa ni se va ella, de momento. La cantante sigue los pasos de Jesulín de Ubrique con Ambiciones. Y se le ha ocurrido la idea de alquilar la finca para celebrar eventos, como bodas, bautizos y comuniones. Incluso podría hacer un tour por la casa para fanáticos. Una forma de conseguir liquidez.