Isabel Pantoja está más cerca de volver a ingresar en prisión. Última hora

Isabel Pantoja podría entrar de nuevo a prisión tras la investigación de la Fiscalía por una deuda que pagó su hermano Agustín por las obras realizadas en 'Mi gitana'

Isabel Pantoja
Isabel Pantoja

Isabel Pantoja de nuevo contra las cuerdas. La Fiscalía de Marbella pide cárcel para la tonadillera en un proceso que se abrió en 2017. Los presuntos hechos delictivos se remontan al año 2015, cuando la cantante estaba en prisión por el Caso Malaya y su hermano Agustín pagó una deuda que Panriver 56 S.L, sociedad que tiene a Isabel como administradora única, había contraído por unas obras realizadas en ‘Mi gitana’, su casa de Marbella, entregando el dinero a la constructora Codabe en lugar de hacerlo a Hormofer, verdadero acreedor de la deuda.

Un nuevo revés en la vida de Isabel Pantoja con el que no consigue levantar cabeza. La madre de Kiko Rivera podría quedarse sin nada y volvería al lugar donde nunca quiso entrar y el tema que prohibe en todas las entrevistas. El despacho de abogados de la artista ya habría recibido su defensa. En el escrito se solicita la apertura de juicio oral y se pide una pena de tres años de prisión para la artista y la empresa Codabe S.L. por un presunto delito de insolvencia punible.

Es la empresa Homofer, la que denunció tanto a Isabel como a Cobade por beneficiarse mutuamente. A pesar de los recursos presentados por la tonadillera, la Fiscalía sigue con la investigación del caso. El pasado mes de febrero, la Audiencia Provincial de Málaga desestimó una apelación que había presentado la defensa en verano pidiendo el sobreseimiento, alegando desconocimiento. Eso sí, reducían sus delitos, ya que la consideraban como una cooperado necesaria de la empresa. El tribunal la señala como la autora del delito.

Los abogados de Isabel Pantoja aseguraban que la cantante «no tuvo ni pudo tener participación» en la venta de ‘Mi Gitana’ porque «en esa fecha se encontraba cumpliendo una pena de prisión» por blanqueo de capitales. Entonces, se estaría poniendo todo el peso en Agustín Pantoja, quién durante esos años tenía todos los poderes y fue el encargado de esta operación.

La empresa dueña del inmueble y de la que la artista era administradora, Panriver 56 SL, «vendió dicha finca pagando todas y cada una de las deudas que pesaban sobre dicha finca«, explicaban los letrados, dejando claro que «el precio de venta íntegramente se destinó a pago de la hipoteca, cargas y gastos de la compraventa» y no a una sociedad radicada en un paraíso fiscal. «Son falsas las manifestaciones sobre paraíso fiscal donde se acusa a mi representada de tener fondos de la venta, la cual es pública notarialmente y registrada a efectos fiscales en Agencia Tributaria y Hacienda Local de Marbella», añadían. 

‘Mi gitana’ fue una casa que Julián Muñoz e Isabel Pantoja compraron en 2004. Allí fueron detenidos por el caso Malaya. En 2014 se puso a la venta y en 2015 se vendió por 2 millones de euros. Su comprador, un británico, decidió tirarla totalmente y construir una nueva mucho más moderna. Las obras quedaron paralizadas.