Isabel Pantoja reaparece tras seis meses encerrada en Cantora (y todo el mundo habla de lo mismo)

Isabel Pantoja regresa a Madrid para las grabaciones de Top Star y contesta a los reporteros

Isabel Pantoja recupera sus compromisos profesionales. La tonadillera tenía alguna deuda pendiente con Mediaset por su contrato de exclusividad de 2 millones de euros que firmó en 2019. A la artista le falta conceder una entrevista, que se resiste, y participar en otro talent show. Esta última propuesta ya está cerrada. La cantante es uno de los miembros del jurado de Top Star, junto a Risto Mejide y Danna Paola. Precisamente, las grabaciones de este concurso se inician esta misma semana, y por este motivo la madre de Kiko Rivera ha tenido que abandonar Cantora tras seis meses encerrada.

Isabel Pantoja llegaba sonriente al aeropuerto de Jerez en un coche privado. Al bajarse, cargada de maletas, no le importaba contestar a los periodistas. La artista ha confesado que su madre se encuentra bien de salud. Lo ha hecho con un gesto con el pulgar. La tonadillera ha asegurado también que tiene muchas ganas de volver al trabajo. Sin embargo, se ha negado a hablar de Kiko Rivera, quién le ha dado la estocada.

Ahora que Rocío Carrasco ha eclipsado la programación de Telecinco, ya nadie habla de la tonadillera ni de su enfrentamiento con su hijo. Por este motivo, se muestra mucho más contenta y alegre. Este sería el paso que le ha hecho abandonar por fin Cantora.

Los últimos rumores argumentaban que Isabel Pantoja se encontraba agotada y con un aspecto muy preocupante, sin embargo, al ver las primeras imágenes no sería del todo así. Aunque la tonadillera podría haberse hecho algún retoque. Es pronto para saberlo. Debido a las restricciones, Isabel portaba una mascarilla negra que le tapaba casi toda la cara y complementaba el look con unas gafas de sol negras grandes.

Singer Isabel Pantoja at Jerez de la Frontera airport in Cadiz, on Tuesday 20 April 2021

Las primeras imágenes de Isabel Pantoja denotan un cierto cambio físico. A pesar de su sonrisa, la cantante, que se embucha en unos modernos pantalones ajustados de cuero negro, preocupa a sus seguidores por unas piernas visiblemente más delgadas que de costumbre. Todo el mundo habla de lo mismo al ver las fotografías. Con estas imágenes quedaría claro que la madre de Kiko Rivera no lo ha pasado bien con su última polémica, tal y como contó en su momento Isa Pantoja.