Jorge Javier Vázquez ejecuta la purga en Sálvame: anuncia la llegada y la salida de varios colaboradores

Sálvame con la cara desencajada. La productora trae nuevos cambios con motivo el duodécimo aniversario

'Sálvame'
'Sálvame'

Malas noticias para los colaboradores de ‘Sálvame’. Su lunes no empezó de la mejor manera. Al inicio de la emisión, una voz en off le comunicaba la decisión que había tomado la productora con motivo de los 12 años en antena del formato. Renovarse o morir, es es el lema. Telecinco quiere traer nuevas caras al espacio de prensa del corazón, pero hay otra cara de la moneda. No hay sillas para todos los colaboradores. 

Todos los colaboradores se quedaron con la cara desencajada. Un vídeo repasaba los 50 colaboradores que habían pasado por el espacio en estos dos años. «A partir de mañana, este grupo de colaboradores tendrá nuevas caras», anunciaba la voz en off. «Para algunos de vosotros, estas nuevas incorporaciones serán bienvenidos o bienvenidas. Para otros, sin embargo, podría significar su inminente salida del programa”.

Los colaboradores del espacio estaban muy preocupados. Sus puestos podrían estar en peligro. La voz en off continuaba explicando que estos cambios comenzarían a tener efecto a partir del 4 de mayo. «Están hartos de verse, de compartir plató. Necesitan caras nuevas», rezaba el texto del vídeo.

Los rostros que se van y los que vienen

Ahora se rumorea con que rostros podrían saltar del espacio y que otros podrían incorporarse. Los que podrían caer son los rostros menos fuertes, como es el caso de Antonio Montero, Alonso Caparrós, Gustavo González, Víctor Sandoval, Miguel Frigenti o Kiko Jiménez. Los que podrían llegar son Belén Rodríguez, una vieja conocida, o una persona muy cercana a una saga familiar, podría ser perfectamente Gloria Camila o Rocío Carrasco.