Jorge Javier Vázquez hiela la sangre con episodio de suicido desconocido hasta ahora. Conmoción en Sálvame

Jorge Javier Vázquez es la primera persona que ha visto el primer capítulo de la serie de Rocío Carrasco y habla de su intento de suicidio

Jorge Javier Vázquez es el único que ha tenido oportunidad de ver el primer capítulo de la serie documental sobre Rocío Carrasco, con ella misma como protagonista. Después de 25 años de silencio, la madre de Rocío Flores está dispuesta a hablar y tiene un claro enemigo, Antonio David Flores. Sin duda, todas sus horas de entrevista van a dar mucho que hablar en las próximas semanas. ‘Sálvame’ ya ha dado algunos anticipos de esta esperada y valiosa entrevista y prometen no dejar indiferente a nadie. Carrasco vuelve a hacer mención a los malos tratos, pero también revela un episodio de suicidio.

Según Jorge Javier Vázquez, Rocío Carrasco viene como mujer empoderada y ataca a todos. «Creo que es un terremoto que va a salpicar a todos, no vamos a quedar ninguno indemne», afirmó impactando a compañeros y espectadores. Los colaboradores de Sálvame quisieron saber más sobre las impresiones del presentador, que afirmó que las posiciones de la gente «se van a recrudecer muchísimo, va a haber unas guerras tremendas entre los colaboradores por el testimonio».

La sensación que le quedó a Vázquez después de ver ese programa fue de «desasosiego, muchísimo». Deja claro que con sus palabras se va a entender todo. «Lo vas a entender. Es una verdad tan brutal que no admite contestación».

En el capítulo 0, que se emitirá este domingo, Rocío Carrasco se sincerará sobre su intento de suicidio. «Esta historia comienza el día en el que Rocío Carrasco no murió», son las primeras palabras con la que empieza este documental, tal y como revela Jorge Javier Vázquez.

«Hubo un día no muy lejano en el que Rocío Carrasco intenta quitarse la vida. No pudo soportar un día más la presión mediática y el maltrato de su exmarido y tras años de pensamientos persistentes de querer matarse, decide hacerlo», es otra de las frases que los espectadores tendrán ocasión de escuchar en boca de Rocío Carrasco.

Según han continuado desgranando, Rocío Carrasco tuvo que permanecer ingresada y fue en la misma habitación en la que se encontraba hospitalizada, «tomó la decisión de hablar para seguir viviendo».