Juguete roto de Gran Hermano (Telecinco) se enfrenta a pena de presión por presunta estafa

Gran Hermano ha tenido a más de un centenar de concursantes y algunos no han tenido tanta suerte. Esta es la vida de uno de ellos

Por ‘Gran Hermano’ han pasado cientos de concursantes en sus más de 18 ediciones, sin tener en cuenta las VIPS. El reality fue el talismán de Telecinco, sin embargo las últimas polémicas han hecho que desaparezca para siempre o por lo menos por una larga temporada. Grandes personajes salieron a la luz a raíz de este concurso, aunque son pocos los que han logrado mantenerse en televisión. Sofía Suescun y Kiko Hernández serían dos de los ejemplos más claros. Sin embargo, hay otros que han salido bastante perjudicados.

Hablamos de Miguel Ángel Pulpillo, concursante de la octava edición de ‘Gran Hermano’. Éste podría ir a prisión por un posible delito de estafa en una trama en la que hay otras 21 personas implicadas. Pulpillo sería el cabecilla de una red fraudulenta de adquisición y venta de teléfonos móviles.

Esta historia se sitúa en 2016, diez años después de que participase en el reality, pero el juicio se celebra estos días en el Auditorio Guadalquivir del Palacio de Ferias y Congresos de la capital andaluza, según cuenta El Español. Pulpito niega que haya participado en esta red.

Pulpillo abrió una tienda de telefonía móvil, labor que compagino con su trabajo de agricultor. El de Jaén contó que ejercía de asesor para ayudar a los clientes a que se llevasen la tarifa más barata. Sin embargo, en la denuncia, Miguel Ángel aparece como el líder de un entramado dedicado a realizar falsas portabilidades entre compañías con el fin de comercializar móviles de terceros.

Siete de los acusados ya han reconocido los delitos. Estos se pueden enfrentar a penas de entre 6 y 18 meses de cárcel. En el caso de Pulpillo, si se declara culpable, la condena sería mayor.