Kiko Hernández rompe a llorar al finalizar Sálvame por estado de Mila Ximénez

Kiko Hernández apoya a Mila Ximénez en la lucha más dura de su vida. La sevillana recibe un tratamiento mucho más fuerte

El pasado miércoles salieron a la luz varias fotografías donde se pudo ver por primera vez a Mila Ximénez tras ausentarse de ‘Sálvame’ para recibir un nuevo tratamiento mucho más agresivo. La colaboradora de ‘Sálvame’ se apoyaba en los brazos de David Valldeperas, director de ‘Sálvame’, y Raúl Prieto, director de ‘Viva la vida’, grandes amigos. A la ex de Santana no le han faltado apoyos en este duro proceso.

Mila Ximénez aparecía con el rostro visiblemente cansado. Se intentaba tapar con un gorro que cubría su cabellera, unas gafas de sol, la mascarilla y un enorme abrigo. Sin embargo, se veía claramente que la sevillana está mucho más delgada, le flaquean las fuerzas y su rostro es más amarillento.

Mila Ximénez ya dejó claro cuando confirmó su enfermedad que iba a ser un proceso muy duro, ya que es un cáncer de pulmón con metástasis por otros órganos. Entre sus compañeros hay una gran preocupación por su estado de salud. En ‘Sálvame’ intentan no hablar del tema, pero ayer mismo decidieron mandarle un beso con muchas fuerza y cariño.

Esta claro que algo no marcha como se esperaba. La tertuliana recibe constantemente la visita de sus hermanos y de su hija Alba y de muchos de sus compañeros de trabajo. Algo que no era tan habitual al inicio de la enfermedad. Ahora Ximénez necesita ayuda y mucho apoyo. En el rostro de los colaboradores se puede ver que es una debilidad para muchos. A todos ellos les cuesta hacer bromas, actuar como nada hubiese pasado.

Uno de los más afectados está siendo Kiko Hernández. El colaborador y gran amigo Mila Ximénez, dejó su trabajo durante dos semanas para estar a lado de su compañera. Estos días se ha ocupado de ‘Sálvame limón’ y podía verse las lágrimas en sus ojos vidriosos. Su cara de preocupación es todo un poema.