Kiko Matamoros destapa (sin querer) el mayor engaño de Rocío Carrasco y Telecinco a España: Antonio David Flores dijo la verdad

El tertuliano de Kiko Matamoros provoca que salga a la luz un detalle que se había ocultado hasta ahora sobre la docu-serie de Rocío Carrasco

Kiko Matamoros
Kiko Matamoros

Esta semana Telecinco puso punto y final a la serie documental ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’. El broche de oro fue la aparición de Rocío Carrasco en directo en el plató de Mediaset.

Pero no vamos a hablar del final, sino del inicio. De cuando se emitieron los primeros capítulos hace tres meses. Entonces Antonio David Flores ya lanzó la pregunta de cuánto habría cobrado Rocío por la exclusiva. Una cuestión que solo obtuvo por respuesta que Carrasco no había querido cobrar por explicar su versión de cómo ha sido su relación con Antonio David y sus dos hijos, Rocío y David Flores, a lo largo de los últimos 25 años.

Carlota Corredera reconoce que Rocío Carrasco ha cobrado por la docu-serie

Sin embargo, esta semana salió a la luz lo que sospechaba Antonio David y toda España. Que Rocío Carrasco sí ha cobrado por explicar su historia. Se le escapó a la propia Carlota Corredera tras una intervención de Kiko Matamoros.

El tertuliano reconoció hace unos días que no había visto la docu-serie y Corredera le instó a que no perdiera detalle del último capítulo. De ahí que este jueves Carlota le pidiera su opinión.

Kiko Matamoros
Kiko Matamoros

“Sí que la vi. Para mí, el gran titular fue el portazo que le dio a su hija y que se oyó en Sebastopol”, apuntó, refiriéndose a que Carrasco dijo que su hija Rocío Flores “a día de hoy es la misma y piensa igual que aquel 27 de julio de 2012”, el día que agredió a su madre. Además, subrayó que han quedado muchas cosas en el tintero. Y fue ahí cuando Carlota confirmó que Carrasco había cobrado.

“No se evitó ningún tema”, afirmó, dejando claro que no se ha seguido ninguna estrategia para reservar asuntos de cara a un segundo documental. Y añadió que Rocío “jamás” pidió dinero a cambio, que solo pidió un altavoz para romper su silencio y que fue la productora quien decidió el dinero que iba a cobrar.

Telecinco banaliza la violencia de género

Al margen de ello, es una pena que, por una vez que Mediaset tiene un arma para hacer algo bueno por la sociedad, se carga el producto con cortes publicitarios continuos cuando Rocío Carrasco, Paloma García Pelayo o Ana Bernal-Triviño hacían intervenciones interesantes relacionadas con la violencia de género, pero daban minutos de sobra a personajes como Kiko Hernández para protagonizar numeritos de la lagrimilla.

Porque no hay que olvidar que el kit de la cuestión eran los maltratos físicos y psicológicos, no que algunos periodistas y tertulianos de Telecinco se fustiguen por haber sido también víctimas de Antonio David. La primera Corredera, más preocupada por ser heroína que por dar voz a la verdadera víctima. Porque tampoco hacía falta ser un lince para saber que el ex Guardia Civil era un “cara dura” y un “sin vergüenza”, tal y como le han descrito en las redes y en Mediaset.