Kiko Matamoros monta un gimnasio en el salón de su nueva casa con Marta López Álamo

Kiko Matamoros y Marta López Álamo ponen su nueva casa a su gusto y se montan un gimnasio

Kiko Matamoros
Kiko Matamoros

Kiko Matamoros y Marta López Álamo están más unidos que nunca tras dos años de relación. La pareja se afianza paso a paso. En más de una ocasión ya han hablado de la posibilidad de convertirse en papás juntos y de casarse por la iglesia, el gran sueño de la modelo. La andaluza siempre ha sido el gran apoyo del colaborador, especialmente en sus momentos más difíciles. Estos últimos años ha tenido varios contratiempos de salud y ésta no se ha separado de él ni un solo minuto.

Kiko Matamoros y Marta López comparten su amor en las redes sociales. Es la modelo quién da más detalles sobre la vida privada de ambos. Recientemente, a través de un vídeo que ha publicado en Instagram, donde enseña a sus seguidores algunos ejercicios para mantenerse en forma, hemos podido ver su exclusivo gimnasio. Aunque todavía no tienen una ubicación asignada para éste, Matamoros y López se han montado un improvisado gimnasio en el salón de su nueva y lujosa casa. De momento ya tienen varias máquinas, como esta polea que enseña en Instagram la modelo. También se pueden ver pesas y una tabla de abdominales y espalda.

Marta López Álamo se enfada y bloquea comentarios

Marta López Álamo está muy harta de todos los comentarios que recibe en las redes sociales desde entonces y ha decidido corta de raíz. La andaluza está perdiendo la paciencia y ya no quiere perder ni un minuto más de su tiempo. «Chiquis, por desgracia no puedo estar pendiente 24/7 de los comentarios, pero últimamente veo cosas que no me gustan nada», así es como empezaba la novia de Kiko Matamoros a anunciar las medidas que ha tomado para estar más tranquila y que no le afecten los comentarios en los que cargan contra ella o contra los que la defienden.

«A partir de ahora voy a bloquear a todas las personas que me insulten o falten al respeto, y a todas las que lo hagan defendiéndome, porque con los insultos no se va a ningún lado y me crean una situación incómoda», ha revelado.

Ella entiende perfectamente que todo el mundo tenga el derecho a opinar, pero siempre desde la educación y el respeto. Y es que admite que estos comentarios le están haciendo que abandone las redes sociales y deja de subir fotografías. «Me lleva a no querer subir fotos», ha expresado.

«Mi Instagram no es un patio de vecinas de pueblo. Si no os gusto, no me sigáis, pero por favor no me insultéis ni os insultéis«, han sido sus palabras para zanjar el tema que tanto le está molestando. Marta López se ha convertido en el blanco de críticas del colaborador tras conocerse su relación con él.