Kiko Matamoros pactó la bronca con Anabel Pantoja en la reunión previa de ‘Sálvame’

Anabel Pantoja y Kiko Matamoros se volvieron a enfrentar provocando la posible marcha de la prima de Kiko Rivera

Anabel Pantoja no lo está pasando bien con la guerra entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja. Aunque sus compañeros se lo piden constantemente, ella no puede posicionarse ni a favor de su primo ni de su tía porque a los dos los ama con locura. La colaboradora se enfrenta todos los días al conflicto familiar. Sin duda es un daño colateral de todo este asunto.

“Anabel es como los monos de Gibraltar se tapa los ojos para no mirar. A ella le interesa no conocer”, mantenía Kiko Matamoros sobre el poco interés que tiene Anabel en conocer la verdad. La prima de Kiko Rivera movía los labios y el colaborador se quejó al presentador alegando que le había llamado “cerdo”.

“Con lo de cerdo no sé si te refieres a tu tío, a tu primo, a algún familiar tuyo o a mí”, le decía entonces Kiko. “Tú me llamas mono, yo te llamo cerdo”, se defendía ella. “Eres muy pesado, me tienes hasta el mismísimo ya», añadía.

Kiko Matamoros salía del paso dejando claro que él solo había hecho una metáfora. Además, está muy harto y enfadado de toda esta historia. “En cualquier caso, la que se produce como una cerda y como una cobarde eres tú“, contestaba Kiko muy enfadado y cansado de recibir insultos de su compañera.

“Yo no tengo nada detrás de mí, cosa que tu te tienes que mirar la espalda y la mochila que tienes guardada guapo”, estallaba Anabel. “La de tu padre”, soltaba él. “¿Cómo? Deja a mi padre tranquilo, ¿vale? Payaso. Que eres un mamarracho y lo único que haces es hacer daño porque te lo dicen por el pinganillo”, explotaba entre ella ante la risa de su compañero.

El programa se fue a publicidad, pero la bronca continuó. “Lo que ha dicho Kiko es que Anabel está en el lado de los cobardes, de los oportunistas y de los que no se mojan para no perder cacho en ninguna de las dos partes”, defendía. “Para ella, ser la sobrina de Isabel Pantoja es un sello de identidad, ¿Qué sería si no fuera sobrina de la Pantoja?“, se preguntaba el colaborador.

Tras oírle, Lydia Lozano le contradecía pues según ella “eso lo tiene de por vida”. “No, en el momento en el que Isabel Pantoja no quisiera saber nada de ella perdería ese sello”, sostenía Matamoros. “Para ella ir a Cantora es como para un cristiano ir a que le reciba el Papa”, explicaba.

Anabel oyó todo desde la sala VIP y se quejó de los ataques de su compañero. “Me acaba de atacar el sinvergüenza este”. “No voy a a aguntar más insultos”, se quejaba entonces Kiko acercándose al director. “Sinvergüenza tu tía que le ha robado a su hijo, que ha estado en la cárcel por mangar. Sinvergüenza más familiares tuyos, que ya estoy de ti hasta aquí y sino tienes argumentos aparta los insultos o dedícate a otra cosa aparte de comer”, estallaba Matamoros.

Ayer mismo su paciencia llegó al límite y estuvo a punto de abandonar ‘Sálvame’ para ser «la vaga de España». Aunque finalmente no quiere darle ese gustazo a sus compañeros. Nuevamente, los espectadores ven en ‘Sálvame’ un auténtico show. No es la primera vez que los colaboradores pactan las noticias que van a tratar y los enfrentamientos que protagonizaron. Como se ha podido ver en más de una ocasión, Kiko Matamoros y Anabel Pantoja tienen buena relación a pesar de estar siempre con el tira y afloja. Ambos han pactado este show la hora previa a ‘Sálvame’ y se han conseguido su propósito. Más audiencia y ser protagonistas.