Kiko Matamoros tiene una bañera en la habitación. Selfie de Marta López Álamo tira IG abajo

Kiko Matamoros y Marta López Álamo disfrutan de la habitación de su piso en el exclusivo barrio de Salamanca

Marta López Álamo y Kiko Matamoros decidieron no celebrar el día de reyes debido a las actuales restricciones y a la situación en el país. Se darían los regalos más adelante. Esta mágica fecha la han hecho coincidir con el día en el que se conocieron. La pareja cumple esta semana dos años de feliz relación. Y están cada día más enamorados, incluso ya piensan en boda y niño.

Mientras Kiko Matamoros trabajaba en ‘Viva la vida’, el pasado domingo, y aprovechando que en Madrid está todo abierto, Marta López marchó de compras con una amiga. Marta López Álamo se trasladó hasta Las Rozas Village, para buscar algún regalo para el colaborador.

La influencer entró en la lujosa tienda de Prada y allí compró varios regalos para Kiko Matamoros. Un abrigo de plumas, muy similar al que él suele llevar habitualmente, unas zapatillas deportivas blancas y un neceser. Marta López ha reconocido que “le hacía falta”.

La modelo se habría gastado más de 1.500 euros en compras. Un práctico complemento confeccionado en nylon valorado en 250 euros aproximadamente. A esto habría que añadir un plumas de color negro, también de Prada, cuyo valor estaría en torno a los 900 euros tratándose de la tienda outlet, y unas zapatillas blancas de la marca italiana valoradas en 650 euros. «El aniversario es el día 1 pero el 24 nos conocimos así que no podía esperar a dárselo», aseguraba Marta.

Marta López también ha enseñado en sus redes sociales los regalos que le ha hecho Kiko Matamoros. Uno de ellos es un conjunto lencero de la firma Pretty Little Thing, que también promociona Georgina Rodríguez. La joven luce un increíble cuerpazo, pero la habitación en la que posa, que podría ser perfectamente de su nueva vivienda ubicada en el barrio de Salamanca (Madrid), ha acaparado todas las miradas. La pareja cuenta con una bañera en la misma habitación. La publicación bate todos los récords.