La ‘docu-serie’ de Telecinco se vuelve en contra de Rocío Carrasco: la jueza pide investigar todo su patrimonio

Antonio David Flores denunció a Rocío Carrasco el pasado 1 de mayo por impago de la pensión a David Flores

Rocío Carrasco
Rocío Carrasco

Rocío Carrasco contra las cuerdas tras la emisión de su documental. En defensa de la mujer de Fidel Albiac, ‘Sálvame’ aclaró que Carrasco se sentaba a contar la verdad totalmente gratis. Lo único que quería es que se hiciese justicia. Estas declaraciones llegaban después de varios rumores donde se contaba que la hija de Rocío Jurado podría haber percibido un total de 2 millones de euros. Según la dirección de ‘Sálvame’, algo totalmente falso. Fueron ellos los que decidieron darle algo.

Antonio David Flores denunció inmediatamente a la madre de dos de sus hijos para reclamarle la pensión de David Flores. La jueza Verónica Carabantes, que investiga la denuncia de Antonio David Flores contra su ex mujer Rocío Carrasco por no pagar la pensión al hijo menor de ambos, ha ordenado que se realice una «consulta integral del patrimonio y vida laboral de la querellada Rocío Carrasco Mohedano», según ha sabido EL PERIÓDICO.

La magistrada, titular del juzgado número tres de Alcobendas, dictó esa resolución el pasado 30 de abril. Ese día, Rocío Carrasco acudió al juzgado y se acogió a su derecho a no declarar en esa investigación porque consideraba que «existen defectos procesales».

La jueza ha citado a declarar al hijo menor, David Flores, de 22 años. Le ofrece la posibilidad de denunciar a su propia madre por un supuesto impago de la pensión. El joven, que vive con su padre y padece una enfermedad genética, declarará el viernes 21 de mayo y podrá continuar con el procedimiento como perjudicado por esos impagos o renunciar a ejercerlo contra su madre.

Antonio David Flores denunció a Rocío Carrasco por impago de la pensión el pasado 1 de marzo. Un delito que está castigado con un año de cárcel y una multa. Su hijo menor vive con él desde hace cinco años. En enero de 2018, la juez Sonsoles Lloria decretó que el joven seguía siendo «dependiente económicamente» y fijó que la madre, Rocío Carrasco, debía pagar desde entonces 200 euros mensuales en concepto de «pensión de alimentos».

En la denuncia de Antonio David Flores se contempla que Rocío Carrasco nunca se ha hecho cargo de esa pensión. Ha mostrado «apatía, desidia, negligencia y abulia respecto a sus obligaciones tanto afectivas como económicas».