La impactante transformación de Kiko Matamoros después de 12 años de programa

Kiko Matamoros es uno de los colaboradores que más veces ha pasado por quirófano, con diferencia de María Patiño

Kiko Matamoros no ha escondido nunca sus operaciones y menos ahora que su nueva nuera es una de las mejores médicas estéticas del país, Carla Barber. Durante estos 12 años, el colaborador ha experimentado importantes cambios físicos. Apenas se parece al Matamoros de los inicios y mucho menos aquel de hace 30 años. Hace unos meses la pareja de Marta López Álamo se atrevía a publicar una fotografía en blanco y negro con 21 años. Y aún tenía pelo.

La última vez se puso en sus manos para someterse a un cambio radical en su rostro y rejuvenecerlo más de diez años. La primera intervención de Matamoros tuvo lugar en 2011. Consistió en una autoplastia, es decir, que las orejas estén más pegadas al rostro. Las tenía de soplillo. Esta operación rondó los 3.000 euros. En el mismo momento, aprovechando la anestesia, Kiko Matamoros también se retocó los párpados para no tenerlos caídos fruto de la edad. Un coste de 4.000 euros. 

En 2014 pasó por boxes para solucionar un problema respiratorio, pero ya que estaba se realizó una rinoplastia. El colaborador se gastó unos 6.000 euros. En 2015 llevó a cabo un lifting facil para rejuvenecer su rostro. 10.000 euros. Y se hizo un injerto capilar en las cejas. Aunque su gran cambio ha sido este último. ¿Qué se podría hacer ahora?

El patriarca del clan Matamoros lidera el ranking de los operados y con mucha distancia con el segundo, o mejor dicho la segunda, ya que María Patiño, aunque en menor cantidad, no le va a la zaga en eso de meterse en un quirófano y salir aún más guapa.