La impresionante suite de Paz Padilla en su casa de Madrid: gimnasio, bañera ‘retro’ de 1.000 euros y 50 m2

Paz Padilla enseña en sus vídeos de Instagram su elegante casa. Cuesta miles de euros

Enorme, gigante, monumental, colosal… Pero a parte engalanado, hermoso, agradable e incluso con un toque naíf. Así es el nuevo palacete de Paz Padilla situado en una lujosa urbanización de Madrid. Un auténtico casoplón que ni la princesa Sisi se podría permitir y que la gaditana muestra a los 4 vientos en su cuenta de Instagram.

Pero lo mejor de todo de su casa es el nuevo y recién estrenado dormitorio. Con un estilo boho chic que comparte con el resto de las habitaciones de la mansión, parece que la presentadora de ‘Sálvame’ no ha escatimado ni un euro en el chalet. Cabeceros que llegan hasta los 500 euros, bancos de madera estilo rústico y con marcadas líneas naturales por unos 200€ e incluso una mesita de noche que se enfila hasta los 160. Sin duda, la habitación de la gaditana le ha salido por un ojo de la cara.

La presentadora parece haberse dejado asesorar por alguien con mucho gusto (y con mucha pasta). Y es que los textiles, que combinan a la perfección con el mobiliario que acabamos de comentar, abrillantan el dormitorio de la presentadora. Jugando con tonos rosa pastel especialmente en los cojines (a 39 euros la unidad), también destaca un cubrecamas exquisito de 139 pavos y una funda nórdica blanca que hace las delicias de la habitación de Paz Padilla.

Pero la habitación no se queda aquí. Mejor aún que una suite Deluxe de un hotel cinco estrellas, la homóloga de JJ en ‘Sálvame’ no ha dudado en instalar una bañera clásica en medio de la habitación. De estilo antiguo, con patas, de cristal translúcido y grifería en metal la bañera de Padilla es el nuevo jueguecito de la presentadora en el que se da unos bañitos para relajarse y recomponer fuerzas que ni Julia Roberts en Pretty Woman.

Decoración en yute

Otra de las cosas que se aprecian en el palacete de la presentadora es la decoración en yute, un material que está sustituyendo al esparto y que no puede faltar para completar el estilo bohemio. Los materiales como este extraídos de la naturaleza ayudan a conseguir una casa más hogareña en la que el descanso y la paz son lo mejor para Paz (valga la redundancia).