La salvajada que ganaba Isabel Pantoja por cantar dos canciones en ‘playback’ en 10 minutos

Nuevo examigo decide tirar por el suelo la imagen de Isabel Pantoja, quién parece. que según él, la cárcel no la ha cambiado

Isabel Pantoja está en el punto de mira de todos. Desde que Kiko Rivera decidiese emprender una guerra mediática contra su madre para hacer cumplir la voluntad de Paquirri, son muchos los que se han sumado al carro de sentarse en el ‘Deluxe’ para despellejarla. El último en hacerlo fue José Manuel Parada, quién no le importó hablar de los problemas económicos de la cantante.

José Manuel Parada desveló el altísimo caché que cobraba la tonadillera durante su época dorada. Incluso, llegó a ganar mucho más dinero que Rocío Jurado, otra grande del país. “Su caché era alto, más que el de la Jurado. Pedía 10 millones de las antiguas pesetas por ir a cantar en playback dos canciones. Y venía cuatro veces al mes, ganaba 240.000 euros al mes, sería por 2003/2004. Rocío Jurado cobraba casi la mitad de Isabel”, revelaba.

También ha criticado la faceta de Isabel Pantoja como madre. Según él, los problemas del Dj con sustancias ilegales también llegaron a sus oídos, por lo que le sorprendía que su propia madre no hubiese actuado al respecto. “A mí me ha servido mucho lo que ha contado Kiko, muchas veces pensaba que era yo el que estaba equivocado. Me siento muy identificado con Lolita, ella no reconoce a la Isabel Pantoja de ahora ni yo tampoco”.

José Manuel Parada pensó que el paso por la cárcel la iba a cambiar por completo y a bajarla de esos cielos celestiales. Pues no, la cantante sigue creyéndose la misma diva que aquel entonces. “Isabel Pantoja no era muy abierta en la cárcel. Lo pasó muy mal, estaba muy angustiada. Intentó por todos los medios no entrar como todo el mundo y la salió mal. Aunque entrar en la cárcel es malo, todo el mundo trata de olvidarlo, pero ella lo llevó peor. Se la veía en el rostro en la cara”, contaba. Además, al parecer ser famosa no jugó para nada a su favor. “cuando entra una persona así, como Isabel Pantoja, tienes que tener sus cuidados para que no se hagan fotos. Trato de favor no, al revés. Es como en la sociedad, cuando uno no le conocen va por la calle tranquilamente, no tiene que llevar vigilante ni nada, pero cuando uno no es personaje público pues tiene que ir con cuidado”, explicaba su confidente.

El artista incluso le llegó a preguntar en alguna ocasión por la herencia de Paquirri, algo que nunca le hizo mucha gracia. “Yo en algún momento le pregunté por el tema de la herencia, pero la verdad es que te daba explicaciones que te convencían, como siempre que quería conseguir algo”. Cuenta que sabía manipular muy bien a la gente de su alrededor.