La historia oculta de Ortega Cano y Amador Mohedano que descubre Rocío Carrasco

Rocío Carrasco da algunas pistas del motivo de la ruptura con Ortega Cano y especialmente con Amador Mohedano

Rocío Carrasco se ha abierto en canal y ha contado toda la verdad sobre Antonio David Flores. Sin duda, es a por quién va este documental, pero durante los 13 capítulos de esta docu-serie, la mujer de Fidel Albiac tiene para todos. Toda la familia le dio la espalda. Aunque no habla mal de Ortega Cano, siempre le lanza algún que otro reproche. 

En los próximos episodios hablará de la relación que mantiene con el resto de miembros de la familia como Ortega Cano, Amador Mohedano, o sus hermanos Gloria Camila y José Fernando, de quiénes ha dicho, por el momento, que les hizo muy feliz su llegada, de hecho ella firmó para que concediesen a su madre la adopción. Sin embargo, revela que su madre dio este paso por amor a Ortega Cano, quién quería ser padre. 

«A José siempre le tuve muchísimo cariño, verlo bien y sano también era emocionante en ese momento. Ahora los sentimientos son diferentes. Ahora, no creo que fuese una decisión acertada desgraciadamente para ella, ella lo decidió así y estaba enamorada. Todo lo que fuera para que ella estuviera bien y estuviera contenta». «Él no se enfada (al escuchar eso), al menos yo no percibo así. Quizás es más dolor que enfado, que es una pena que ella lo haya percibido así», aseguró en su nombre su mujer, Ana María Aldón. 

Sin embargo, para Amador Mohedano no tuvo tan buenas palabras. Según ella, el hermano de su madre se llevó una gran parte de la exclusiva de su luna de miel, 30 millones de las antiguas pesetas. «Él quería ser mi representante, no solo por la exclusiva de la boda, yo eso no lo quiero, sigue siendo mi tío, pero no voy a trabajar con él», asevera Carrasco. 

La relación de Rocío Carrasco con el marido de su madre y su tío se rompió desconociéndose el motivo. Pero por lo menos en Amador Mohedano sabemos que esta ruptura se da por un tema alejado de lo sentimental y familiar. Tras la muerte de Rocío Jurado llegó la guerra por el testamento y la herencia. 

Allí se rompe toda la unión familiar que Rocío Jurado había intentado mantener durante todos sus años de vida. Fueron, entre otras cosas, unos terrenos que dejó Jurado, no urbanizables al principio y sí después, lo que lo precipitó todo, según la hemeroteca. No llegaron a un acuerdo con la herencia y se pelearon. 

Rocío Carrasco hizo de albacea y quería que el resto firmasen lo que a ellos les daba la gana, siempre según la versión de Amador. En esa línea, Amador sostuvo que su hermana dejó un testamento «muy claro», pero los problemas llegaron con la albacea y la tasación de las fincas. 

No solo eso: Mohedano reveló que su sobrina mantiene una deuda con él de 72.000 euros, más el 20 por ciento de la película en memoria a su hermana. Esa noche, Amador terminó reflexionando: «Muchas veces me pregunto por qué todas las propiedades de mi sobrina están a nombre de Fidel (47)». De este último, realizó un retrato duro y cuasi siniestro: «Los niños se sentían mal, no eran felices en la casa con Albiac». Y apostilló sobre Rocío: «Alguien con mucha ambición la ha abducido, yo no tengo ninguna duda».