Lydia Lozano se hace de oro con su última operación de cervicales. “Ha ganado más en 1 hora de quirófano que un español trabajando todo el año”

Lydia Lozano conecta por primera vez con Sálvame tras su operación y enseña sus radiografías

Lydia Lozano comunicó la semana pasada que debía someterse a una operación de cervicales tras detectarse unos temblores en sus manos. Para tranquilidad de la colaboradora, la operación fue todo un éxito y recibió el alta un día después. «Me imagino que voy a tener muchos dolores porque cuando me he enterado cómo te operan… es que te cuelgan la cabeza con pesas», relataba con todo lujo de detalles a sus compañeros.

El pasado lunes, justo el día en que regresó Belén Esteban, Lydia Lozano conectó desde su casa con el programa, como si todavía nos encontrásemos en el confinamiento. La de Las Palmas quería incorporarse cuanto antes al espacio, pero no será posible. «Estoy chunga», admitió desde su casa por videollamada. Aparecía sin maquillar y visiblemente cansada.

Además, el programa mostró las radiografías del antes y después de sus cervicales con las que se entiende la complejidad de la operación. «Se ve que me estaba aplastando la médula. Tenía todas las cervicales pegadas. No era normal», explicó Lydia. «El sistema nervioso… no siento, tengo el hormigueo todavía».

También habló el doctor Manuel José de la Torre, neurocirujano que intervino a la periodista. «Los segmentos estaban colapsados y ahora ha ganado su altura, con la reconstrucción, vuelve a tener su morfología normal», explicó.

Esto solo es el primer paso para Lydia Lozano. La colaboradora ya empieza a hablar de su enfermedad ante los medios y a enseñar incluso sus radiografías. Con cada entrevista que concede, Lydia Lozano ingresa hasta tres ceros, como mínimo. Se espera que este miércoles conceda una entrevista en una revista y ingresa más de lo que puede ganar un español al año.

“Ha ganado más en 1 hora de quirófano que un español trabajando todo el año”, dicen en redes.