Lydia Lozano se queda blanca con el testimonio que confirma la peor cara de Rocío Flores

La colaboradora de Sálvame, Lydia Lozano, y las declaraciones que dejan en muy mal lugar a la hija de Rocío Carrasco

Lydia Lozano, que lleva muchos años siendo una de las principales caras de Sálvame y una de las colaboradoras que mas juego da en el plató de Telecinco (ya sea para bien o para mal), sabía muy bien que la docu serie sobre la vida de Rocío Carrasco, Rocío, contar la verdad para seguir viva, iba a ser una bomba en la cadena de Paolo Vasile.

Entre otras cosas porque en ella, como se ha ido comprobando capítulo tras capítulo, la hija de Rocío Jurado no se ha mordido la lengua y ha explicado con pelos y señales algunos de los episodios de presuntos maltratos más duros que sufrió hace años por parte de su ex marido Antonio David Flores.

Lydia Lozano y la peor cara de Rocío Carrasco

Pero ojo porque, más allá de que las palabras de Rocío hayan puesto, evidentemente, a Antonio David en el punto de mira, la hija de Carrasco y Flores, Rocío Flores, también se ha convertido en una de las protagonistas indirectas de esta polémica.

En el último episodio Telecinco decidió emitir no tan sólo el desgarrador testimonio de Rocío Carrasco en referencia a un agresión que sufrió en 2012, sino el testimonio del chófer de su hija, Rocío Flores, que presuntamente dejó a su madre tendida en el suelo tras la agresión.

Muy, muy alterada. Se subió en el coche y le digo: ‘¿Qué te pasa?’. Y me dijo que había discutido con su madre, que su madre estaba en el suelo”, apuntó a Telecinco Paco, el chófer de Rocío.

Chofer Rocío Flores

Y fu más allá: “Le di un Aquarius para que se tranquilizara, sacó un teléfono y habló supongo que con su padre porque dijo ‘esto está hecho’”. Una Flores que le pidió lo siguiente: “Quería que la llevara al cuartel de la Guardia Civil de Tres Cantos, especificaba. Me insistía que en Tres Cantos porque allí el padre tenía un amigo y quería que la llevara allí. Y yo la llevé donde me contratan para que la lleve, que era al colegio. La dejé en el colegio, me aseguré de que la niña entró y supongo que irían a buscarla allí”.

Evidentemente, habituales en Telecinco como Lydia Lozano no dejan de expresar su sorpresa al ver la peor cara de una Rocío Flores que, de hecho, hace unos días, le pedía a su madre delante de las cámaras que le cogiera el teléfono, que la reconciliación era posible.