María Patiño pone a Kiko Rivera contra las cuerdas con infidelidades silenciadas por contrato a Irene Rosales

María Patiño y Kiko Rivera peleados por lo que sucedió en el pasado con su madre y con su mujer, Irene Rosales

María Patiño ha vuelto a ponerse en el punto de mira tras las declaraciones de Kiko Rivera en la cámara oculta que Gustavo González le grabó en 2006 cuando el DJ no pasaba por su mejor momento. El marido de Irene Rosales arremetía duramente contra la periodista, la llamaba «tonta y fea», entre otros descalificativos. La gallega daba su opinión al respecto. «A mí esto ya me había llegado», empezó diciendo María Patiño, pero el mensaje lo tenía muy claro en su cabeza: «Tenéis una ausencia de educación y sois los tres absolutamente machistas, utilizáis a la mujer como un trapo y la queréis ningunear haciendo uso de presuntas relaciones que no sabéis si son verdad. Descalificáis a la mujer por falta de educación, tú nunca la tuviste Kiko, no solo no la has tenido sino que también has tenido la ausencia de tu madre».

Patiño no entiende cómo unos hombres pueden hablar así de una mujer. «Hay una realidad, yo nunca me he metido con tu fisico tú si con el mío, me da pena que tres tíos que sois padres, dos de ellos de niñas, utilizáis ese tipo de descalificativos porque imaginaros que se lo dicen a vuestras hijas».

María Patiño acababa su discurso deseando que ninguna de las mujeres, así como sus hijas, de Gustavo o de Kiko Rivera, sufriesen ese tipo de insultos el día de mañana. «Si no tienes esa educación con 18 años tampoco la vas a tener con 40, espero que en el futuro no lo sufráis vosotros en vuestras propias carnes, porque espero que vuestras hijas vivan en la libertad que yo he tenido a lo largo de mi vida».

La colaboradora ha empezado a desgranar los motivos de las palabras de Kiko Rivera. “Fíjate, no sabía con quién se acostaba su madre pero sí con quién me acuesto yo”, ha respondido tajante María Patiño, quien ha recordado cómo Kiko Rivera se enteró de que su madre estaba saliendo con Julián Muñoz: en el recreo del colegio. Al cantante no le gustaron algunas informaciones que ha dado la colaboradora durante estos años. No le gustó que desvelase la relación de Isabel Pantoja con Julián Muñoz, pero mucho menos que llegara a sacar a la luz las infidelidades de Kiko Rivera a Irene Rosales.

Su adicción a las drogas, al alcohol o sus supuestas infidelidades nunca han sido un secreto, él mismo las ha confirmado. En más de una ocasión, Irene Rosales ha dicho que ha estado a punto de dejar a Kiko Rivera, sin embargo se mantuvo a su lado por sus hijas y por su salud.

En sus entrevistas al ‘Deluxe, Kiko Rivera siempre prohibía hablar de sus infidelidades por contrato porque no quería que esto afectase a Irene Rosales, sin embargo María Patiño hizo todo lo posible porque viesen la luz saltándose las normas. Por este motivo, le amenazó en más de una ocasión por contar todo lo que sabe de ella. Sevilla es muy pequeña.