María Patiño se retoca la cara con la nueva tendencia, el ‘Efecto Glowy’

María Patiño podría sufrir un trastorno muy peligroso tras tantas operaciones estéticos a lo largo de estos últimos años

María Patiño lucha contra el paso del tiempo. La colaboradora no quiere envejecer y para ello recurre constantemente a los retoques estéticos. La presentadora lleva años en el mundo de la televisión. Empezó como reportera de agencias de noticias y terminó en programas de crónica social como tertuliana. La periodista parece tener una obsesión con su aspecto físico. Aunque no lo sabe todavía, Patiño podría estar sufriendo un trastorno con nombre y apellido.

Se hizo la primera operación en 2007, cuando tenía treinta y seis años. En esta ocasión, se hizo un levantamiento de cejas a base de bótox. El cambio le encantó y desde entonces no paró de someterse a retoques estéticos, algunos leves y otros que requieren de quirófano. Después de hacerse el levantamiento de cejas, decidió inyectarse toxina botulínica en la frente, y debajo de los ojos, para eliminar sus arrugas. Con tanto cambio fue considerada una de las periodistas más sexys del país.

Eliminó sus ojeras, se quitó las bolsas de los ojos, y se hizo un aumento de labios, todo ello en 2007. Un año después se dio unos rayos UVA para broncear su piel y entró a quirófano para dulcificarse el mentón. Algunos seguidores le alertan del cambio físico que está experimentando su cuerpo. En 2013 se sometió a su primera rinoplastia. Volvió a entrar a quirófano para hacerse un aumento de pecho.

Estoy encantada con los resultados. Fundamentalmente es natural, que es lo que buscaba. Hay cosas de las que una tiene que presumir”, comentó respecto a sus operaciones. Se realizó un lifting facial y se puso ácido en las manos para alisarse la piel. Los expertos llaman a esta obsesión por las operaciones dismorfofobia. Una adicción con la que te destrozas el cuerpo.

Esta semana ha acudido a su clínica Diego de León para someterse al Efecto Glow, en tendencia entre las famosas. Con la que consigues dar luminosidad a la piel. El principal tip a tener en cuenta para conseguir que tu piel se vea radiante, es que adaptes los productos según la temporada, el tipo de piel y el resultado que busques obtener. Limpieza, hidratación y constancia serán tus principales mandamientos para acabar con la piel apagada y de aspecto cansado. Pero si quieres ser la reina del efecto glow, haz foco en los ingredientes, especialmente en la Vitamina C