María Teresa Campos deja a Rocío Flores por los suelos con episodio no contado en el documental de Rocío Carrasco

María Teresa Campos ha sido el gran apoyo para Rocío Carrasco durante todos estos años de silencio. La ha querido como una hija y le ha recomendado hablar públicamente

Si hay alguien que haya defendido durante todos estos años a Rocío Carrasco, esa no es otra que María Teresa Campos. La comunicadora ve a la hija de Rocío Jurado como su propia hija. Éstas siempre le han dado cobijo y han sido un importante apoyo para ella en momentos muy difíciles. Solo puede tener palabras de agradecimiento, tanto para la matriarca como para sus hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego.

Rocío Carrasco se ha abierto en canal en esta serie documental sobre su vida donde aborda los aspectos más duros, como su intento de suicidio, los supuestos malos tratos por parte de Antonio David Flores o la mala relación con sus hijos. Rocío Carrasco decide hablar después de intentar quitarse la vida un 5 de agosto de 2019, al ver que todo podría volver a empezar de cero. No quería pasar nuevamente por lo mismo. Insultos y amenazas en la calle. Las Campos, especialmente María Teresa Campos, son las que siempre le han animado a hablar públicamente y a acabar de una vez por todas con todas las habladurías.

Rocío Carrasco
Rocío Carrasco

Terelu Campos fue la encargada de confesar en ‘Viva la vida’ que su madre le había dicho unas palabras a Rocío Carrasco que se le habían quedado muy marcadas. «Rocío, solo te pido una cosa, no quiero morirme sin que se haga justicia contigo, te lo pido por favor».

Tal y como contaron las Campos, Rocío Carrasco tuvo intenciones de acercarse a su hija cuando sucedió el conflicto entre ambas. Sin embargo, en aquel momento Rocío Flores no quería saber nada de su madre. Le colgó el teléfono. La hija de ‘la más grande’ desistió y dejó de intentarlo. Es totalmente falso que Carrasco haya pasado olímpicamente de su hija y ahora está dispuesta a contar la verdad en las próximas entregas, donde abordará la pelea que tuvieron ambas en la cocina de casa.