Mensaje incendiario de Andrea Janeiro firmado por María José Campanario rompe cláusula de Belén Esteban en Telecinco

La tertuliana de ‘Salvame’ Belén Esteban manda amenazas a María José Campanario en directo

Belén Esteban
Belén Esteban

Belén Esteban no quiere saber más que lo justo y necesario de su ex Jesulín de Ubrique. Es decir, lo relacionado con su hija Andrea Janeiro. Nada más. Y menos aún de María José Campanario, la pareja del torero. De ella no quiere ni oír hablar. Porque con Jesulín todavía comparte algo, su hija Andrea, pero no con Campanario.

Tanto es así que la de Paracuellos tiene una cláusula en su contrato con Telecinco que especifica que sus compañeros no pueden hablarle de Campanario. Prefiere guardar silencio sobre el asunto y no desatar una guerra.

Belén Esteban
Belén Esteban

Belén Esteban rompe el silencio con María José Campanario

Sin embargo, Belén ha roto su silencio a raíz de unos mensajes que Campanario ha escrito en las redes sociales en los que tiene que ver Andrea Janeiro. Y lo ha hecho en un estallido en el que apuntó que no callaría más y que si tenía que intervenir y poner en marcha un enfrentamiento, lo haría.

«María José Campanario, deja ya. ¡Deja ya! Que me callo, que no quiero entrar, que llevo mucho tiempo sin hablar. Deja ya, porque te digo una cosa, se puede liar la tercera guerra mundial, así que ‘tranquilitos’, ¿vale? Ya lo sabes», empezó amenazando Esteban.

Jorge Javier Vázquez, por su parte, quiso saber qué ocurría. «Pero, ¿qué ha hecho ahora?», preguntó el de Badalona, provocando la rajada de Belén.

Aviso de Belén Esteban a María José Campanario

«Escribir cositas. Han venido mis compañeros de ‘Socialité’ y me han enseñado unos mensajes en redes sociales…», respondió. «A mí me parece muy bien que la gente sea libre, que hagan lo que les dé la gana, pero no provoques para que salte… Porque ¿sabes qué pasa luego, Jorge? Que se creen todos los de la familia de ella que la que habla soy yo», añadió.

“Pero, ¿contra ti?”, insistió Jorge, echando más leña al fuego.

«Es que ya sabes que estoy callada, que no hablo… Estate ya quietecita, guapa, porque luego tu marido se cree que la que habla soy yo y siempre se echa la culpa a la misma, cuando aquí tiran la piedra y esconden la mano. Ya», siguió la tertuliana.

«A esta señora ni la sigo ni voy a seguirla. Lleva tanto tiempo llevando el cántaro a la fuente que al final se va a romper. Yo no voy a entrar en tu juego, pero dile a la persona con la que vives que yo no soy la que habla. Yo he hablado durante mucho tiempo de mi vida, que no era tu vida. O sea que seas feliz. ¡Qué pesada la tía! Es que no para. El otro, como está todo el día en el campo, no se entera ni del NO-DO y cuando pasan las cosas dice: ‘No, Belén es la que ha sido…’ Y yo hace mucho que no hablo, y no hablo no porque no quiera, porque podría, pero no lo hago por lo que lo hago, su hija», concluyó.