Mila Ximénez estremece a España con la decisión más dura de su vida

Mila Ximénez sabrá esta semana el resultado de las últimas pruebas y tomará una decisión. Estará arropada en todo momento por sus familiares y amigos

Mila Ximénez lo anunció hace dos semanas. La colaboradora regresó a ‘Sálvame’ para informar a sus compañeros de su estado actual tras un mes de baja. Se confirmaron los peores presagios, la salud de la sevillana había empeorado. El cáncer de pulmón con metástasis que padece se ha descontrolado. Por este motivo, rápidamente se empezó con un tratamiento de quimioterapia mucho más potente que el que recibía anteriormente. Lógicamente, le deja mucho más cansada después de seis horas en la clínica. Además, Ximénez se somete a un tratamiento revolucionario para intentar perder la menor cantidad de pelo posible.

«No me puedo peinar. Me han cambiado la quimio y no me puedo peinar porque tengo el pelo muy debilitado», decía. «Es que no solo me hago la quimio. Es que yo para no perder el pelo estoy con un tratamiento durísimo y es un gorro a seis grados bajo cero durante cinco horas y media. Solamente para intentar que no se vaya del todo el pelo. Entonces es una lucha tan increíble con todo… Todo va cambiando, todo va rotando… Y ahora no sabemos», añadía en su retorno a su sillón de ‘Sálvame’.

La semana pasada Mila Ximénez se sometió a unas pruebas para saber con exactitud si éste tratamiento sería efectivo para su cáncer. En caso de no ser así, la ex de Santana se planteaba tirar la toalla. «Dependiendo del TAC, escucharé a mi doctora y tomaré una decisión», revelaba. «Tomaré la decisión de que voy a continuar o tomaré la decisión de que yo no quiero seguir viviendo así. Lo que me ha pasado este mes no se lo deseo a nadie. No es vida, es que no vives. No tengo cuerpo, tengo mucha fuerza, pero cada vez me cuesta más sacarlas».

Mila Ximénez no quiere vivir más tiempo en este estado. Prefiere aguantar el tiempo que sea con mejor calidad de vida en caso de no tener solución. La colaboradora está muy arropada en estos decisivos momentos por sus familiares y compañeros. Aunque la intentan animar para que siga con el tratamiento, todos apoyarán su decisión.