“Mis hijos llegaban llenos de piojos”. La vida “desordenada” de Olga Moreno y Antonio David Flores contada por Rocío Carrasco

Rocío Carrasco tampoco ha librado de la quema a Olga Moreno, quién públicamente se ha calificado siempre como buena madre

Rocío Carrasco se ha enfrentado a otro de los episodios más duros de su vida: la agresión de Rocío Flores y la separación de sus hijos. En este duro capítulo ha vuelto a cargar con dureza contra Antonio David Flores, pero también lo ha hecho con Olga Moreno, quién se hizo cargo de los hijos de Rocío Carrasco y ha sido vista siempre como una buena madre. La hija de la más grande ponía en duda su faceta como madre. 

Rocío Carrasco a la caza de Olga Moreno

«Si me hablas de cuidados a ser amable con ellos, a llevarlos a sitios y tratarlos bien, sí perfectamente. Si hablamos de cuidados físicos y de atención te iba a decir que sí pero te digo que no», ha comenzado atacando Rocío Carrasco a Olga Moreno.

«Me he pasado seis años de mi vida dedicándome a cazar piojos, cada 15 días me iba de caza. De mi casa se iban los niños como dos pinceles con sus tratamientos hechos, en mi casa no había sitio ya para meter más productos. Pero volvían minados de piojos”, ha rematado Rocío Carrasco. Ésta daba a entender que Olga Moreno y Antonio David Flores no se preocupaban de los pequeños. 

Rocío Carrasco no solo quiere acabar con Antonio David Flores. También quiere hacerlo con Olga Moreno, a quien ha tachado de «cruel», «asquerosa», «deleznable» y de llevar una vida «desordenada».