Órdenes por el pinganillo de echar a Rafa Mora son la comidilla de Telecinco

Rafa Mora se pelea en directo con Javier Tudela faltándole el respeto y la dirección de 'Sálvame' le llama la atención

Hace unas semanas Jorge Javier Vázquez premió la participación de Rafa Mora en el espacio. Comentó con sus compañeros que últimamente el tertuliano lo estaba haciendo muy bien. Había mejorado mucho desde sus inicios. El valenciano está encantado con esta profesión y ha querido formarse como periodista para dedicarse a ello los próximos años y ser respetado como profesional del medio. Sin duda, la experiencia ya la tiene en ‘Sálvame’.

El pasado domingo, Telecinco emitió la ración de ‘Sálvame’ que no se pudo programar el sábado debido a la borrasca Filomena y a la ausencia de profesionales. Al ‘Deluxe’ acudió como primer entrevistado Javier Tudela, quién mantiene un enfrentamiento con Kiko Matamoros, presente en plató. Como era de esperar, Rafa Mora, fiel defensor de su amigo Kiko, salió en su defensa y atacó al hijo de Makoke. Ambos protagonizaron una fuerte discusión.

Primero de todo Rafa Mora felicitaba al joven por su próxima paternidad. Acto seguido, el colaborador le soltó con vehemencia un: «¿te has emancipado ya, has dejado de ser un okupa? ¿En qué momento has dejado la finca?», ha preguntado Rafa con picardía. Dejándole claro que ahora que va a formar una familia debería irse de casa de su madre, donde vive actualmente junto a su pareja.

«Te voy a dar la enhorabuena a ti también porque te estás pegando mucho a Kiko y estás jugando también muy bien con esa ironía», le ha contestado Javi Tudela. Ésta ha dejado que vive con su madre porque ella le necesita. Él es quién corre con los gastos más importantes de la vivienda.

Rafa Mora le ha seguido atacando desvelando que no estaría pagando a los trabajadores de su restaurante ni tan siquiera a Hacienda. «Eres un lumbreras, y todos lo sabemos. Eres retrasado no, lo siguiente y estás aquí dando lecciones de cultura», ha dicho provocando con tremenda falta de respeto la indignación de las redes. El valenciano empezó con buen pie pero le perdieron las formas hasta el punto de hacer el ridículo y dar mucha vergüenza por su espectáculo a los espectadores.

Muchos de ellos pedían su despido. Un finiquito que ha estado en muchas ocasiones en el despacho de dirección. Su trabajo en el espacio ha pendido de un hilo y podría haberse puesto una pata fuera con esta polémica entrevista. Desde la dirección del programa se coló por el pinganillo como le decían «Rafa, Rafa, Rafa...» intentado que contenga esos nervios.