Paula Echevarría silencia el grave problema oculto de David Bustamante. Cada vez va a peor

Paula Echevarría y David Bustamante no enganchan a la audiencia por separado. Pierden miles de contratos

Hace más de 3 años desde que Paula Echevarría acudió a un evento llorando y se le preguntó por los posibles rumores de ruptura en su matrimonio. Efectivamente, la actriz y el cantante no atravesaban su mejor momento. Según la asturiana, «en mi casa pasan cosas». Una mítica frase que será recordada igual que ver a Chenoa aparecer en chándal para atender a los medios.

Echevarría conoció poco tiempo después a Miguel Torres. Ya se conocían de antes. Grabaron juntos uno de los videoclips de David Bustamante, que acabó exactamente igual que la historia real. La actriz con el exfutbolista y el cantante solo y hundido. Ahora ambos han rehecho su vida, pero ya no son tan mediáticos como antes.

Por todos es recordado el gran tirón mediático que tenían ambas estrellas. Siempre que acudían juntos a un evento o a una alfombra roja, las cámaras se dirigían directamente hacia ellos. Daba igual quién estuviese delante. Todas las marcas les llamaban para protagonizar sus spots. A Bustamante le llovían más contratos y a Echevarría más de lo mismo. La fórmula funcionaba a la perfección. Incluso llegaron a sacar cada uno su propia colonia. Eran un fenómeno de masas.

Ahora la carrera de ambos por separado está completamente hundida. Echevarría no consigue ningún papel como actriz, ni en cine ni televisión, peor es lo de David Bustamante, ella puede valerse con su poder mediático en las redes sociales. El cántabro ya no interesa para la canción. No obstante, intenta hacerse hueco en la televisión colaborando en todos los programas que puede y más. Y cada vez va a peor.