Primeras fotos de Andrea Janeiro y Julia, las hijas de Jesulín de Ubrique, ya corren como la pólvora

Julia Janeiro cumple la mayoría de edad y los medios de comunicación despixelan todas sus fotografías

Andrea Janeiro
Andrea Janeiro

Totalmente virales. Las instantáneas de la hija de Jesulín de Ubrique y Mª José Campanario, Julia Janeiro, ya corren como la pólvora en redes ahora que es mayor de edad.

La hermana mayor de Andrea Janeiro ya tiene 18 y sus fotos ya se pueden hacer públicas por los medios de comunicación. Por su aspecto, su categoría y su estatus dentro de la familia Janeiro, todo parece indicar que ella puede ser una de las estrellas del futuro del mundo del corazón en España.

En Instagram, red en la que posee casi ciento veinte mil seguidores, se deja ver toda todita. Con su username “julsjaneiro”, sus followers están que echan humo y la media de sus últimas fotos sobrepasa los 3.000 “me gusta”, con topes de hasta seis mil.

Sin duda, la hermanita de Andreíta parece haber hecho caso omiso a sus padres, que le pidieron que no colgara fotos esmeradas. Lo primero que se ve si se echa un vistazo a su feed de Instagram son fotos de sus múltiples bañadores marcando una cadera digna de una modelo profesional. En la piscina, en la playa o en su habitación con su novio, ‘Juls’ es un auténtico caramelito en redes sociales.

Sus instastories tampoco dejan indiferente a nadie. Pues en uno de ellos, la hija de la Campanario sale en manos de su novio, un tal “brayan_3712”, que la coge por una pierna mientras le suelta un besazo en la mejilla. El texto que acompaña la foto, eso sí, deja todas las dudas al aire: “Feliz San Valentín ‘to my one and only’. Te quiero hasta la luna”, remata Janeiro, la cual añade un emoji en forma de anillo. ¿Casamiento a la vista?

Ya se pueden hacer públicas las fotos de Julia y Andrea juntas

Al haber superado las dos hijas del torero la mayoría de edad, algunos medios no han tardado ni diez minutos en hacer públicas algunas de las imágenes más llamativas de ambas. Tantos años de paparazzis yendo detrás de ambas han dado su fruto. Mayores de edad, ahora ya se las puede fotografiar sin miedo a una demanda.