Risto Mejide y Laura Escanes tienen un fantasma en su casa de Barcelona

Laura Escanes se sincera con sus seguidores y asegura que ha notado una presencia en el piso de arriba

Laura Escanses, muy cercana con sus seguidores, les ha sorprendido en sus nuevas declaraciones en Instagram. La mujer de Risto Mejide ha confesado muy segura de sí misma, aunque la tomen por loca, que en su casa hay fantasmas. La presencia habita con ellos. ¿Se tratará de alguien de la familia Mejide-Escanes? ¿O es un fantasma qué ya residía allí de los anteriores propietarios? La instagramer tiene mucho miedo y está pensando en llamar al mismísimo Maestro Joao.

Laura Escanes desvela que comparten piso con una entidad desconocida. Cree que es una persona muy cerca a su entorno, aunque no ha querido desvelar la identidad de la misma. Asegura a ciencia cierta que en su casa hay un fantasma y no le importa que la tomen por loca. Lo ha visto. Vive como uno más, pero por lo menos no gasta.

«Está en la planta de arriba y recorre el pasillo de lado a lado. La primera vez que hablamos de este tema la luz de la terraza empezó a parpadear», ha asegurado Laura. Además, ha querido dejar claro que «hay que respetar su espacio». Ella misma ha desvelado que lo cree a ciencia cierta porque una persona de su hogar lo ha visto y todo apunta a que sería la asistenta. «Cuando hace la compra, llega a casa y dice ‘hola casita’, es porque está saludando al fantasma, la he pillado», asegura Laura. Así que Escanes no es la única loca.

Entre tanto, Laura Escanes también ha compartido en que punto se encuentra su relación con Risto después del nacimiento de Roma. Asegura que ya no es lo mismo y se ha resentido la pareja. «Es verdad que mi relación con Risto no es la misma de antes«, admitía con naturalidad.

«Las relaciones (de pareja, de amistad…) cambian y evolucionan. Ser padres es un reto y descubrimos cosas el uno del otro que antes no conocíamos», explicaba con suma franqueza a su millón y medio de seguidores. Sin embargo, asegura que no hay que temer una ruptura. «Los cambios no tienen por qué ser para ir a una situación peor. Ahora nos entendemos muchos más que al principio».