Rocío Carrasco cuenta, por fin, lo que ocurrió el 2 de febrero del año 2000 a las 15:15 horas

En los dos nuevos capítulos de 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', Rocío Carrasco cuenta el terrible suceso que cambió su vida para siempre

Rocío Carrasco
Rocío Carrasco

Este domingo 4 de abril, Telecinco emitirá dos nuevos capítulos de la docuserie de Rocío Carrasco. Los nuevos episodios, ‘Muera el amor’ y ‘A que no te vas’, se concentran en el período de su vida que va de septiembre de 1999, cuando anuncia su separación de Antonio David Flores, hasta el 15 de enero de 2001, fecha que marca la primera sentencia de divorcio. 

Uno de los aspectos más reseñables de estos episodios es el accidente que sufrió Rocío Carrasco junto a Fidel Albiac. Se temió por su vida porque sufrió todo el impacto. Tan solo llevaba 4 meses con Fidel. Éste era su hombro para ayudar en su difícil divorcio. A pesar de todos los comentarios que ha recibido durante todos estos años, Fidel ha sido el mayor apoyo de Rocío Carrasco. Llevan dos décadas de relación. Un amor más que correspondido. 

Sobre las 15:15 horas, a la altura de Pinilla del Valle (Madrid), en un tramo de muchas curvas, Fidel perdía el control de su Mercedes 230 y se salía de la carretera del por arcén derecho. El vehículo empezó a dar vueltas de campana y a deslizarse sobre el techo. El lado del copiloto se llevó todo el golpe. Por suerte, Carrasco llevaba el cinturón de seguridad. 

Rocío Carrasco se quedó atrapada en el coche, mientras que Fidel salía por su propio pie. Éste se temía lo peor. En la familia de Carrasco nadie quería a Fidel y con este suceso menos. Casi pierden a su niña por su culpa, por una temeridad. Descubrieron que iba a mayor velocidad de la permitida. 

Rocío Carrasco ingresaba en la UCI con un traumatismo craneoencefálico, levantamiento del cuero cabelludo y fractura en una vértebra a consecuencia del fuerte choque, mientras que Fidel se llevaba un golpe en la columna. 

Este accidente está relacionado con la caja fuerte que según ella robó Antonio David Flores. «El que se lleva una caja fuerte de mi dormitorio de La Moraleja es el padre de los niños. Allí, tenía joyas mías, un anillo que me regaló mi padrino, que mi madre me estuvo guardando hasta que fui mayor de edad. Había un Rolex, había relojes míos, un Cartier, documentos, papeles…», cuenta en el documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. Sin embargo, su familia cree que fue Fidel Albiac.