Rocío Carrasco insinúa que Antonio David Flores estuvo a punto de matarla

Rocío Carrasco cuenta nuevos episodios de malos tratos por parte de Antonio David Flores cuando ésta estaba embarazada de sus dos hijos

Telecinco emitió el segundo y tercer capítulo de la docuserie de Rocío Carrasco el pasado domingo. En ella, la protagonista de la historia volvía a arremeter duramente contra Antonio David Flores. Lo hacía mientras hablaba del embarazo de sus dos hijos y el nacimiento de éstos. «Discutimos, me agarró del camisón y me sacó medio cuerpo por la ventana. Él dice que eso es mentira, pero es totalmente cierto», declaraba Rocío Carrasco.

En el primer capítulo emitido, Rocío Carrasco destaca una supuesta infidelidad de Antonio David Flores con una camarera de un chiringuito de playa. Así como también más presuntos malos tratos. De hecho, estos empezaron fuertemente cuando se quedó embarazada. La mujer de Fidel Albiac afirma gravemente que su por entonces marido la agredió y la intentó tirar por la ventana.

Estos hechos sucedieron en Argentona, Barcelona, donde estaban afincados cuando ésta se quedó embarazada de Rocío Flores. «Enterarme de que estaba embarazada fue una alegría a mis 18 años. Cumplía uno de mis sueños: tener un hijo», admitía Rocío en el docudrama. «Le dije a mi marido que íbamos a ser padres, y me contestó que no podía ser. Aunque quería todo lo contrario», explicó.

También recuerda que Pedro Carrasco, su padre, la pegó cuando le contó que estaba embarazada. «Mi padre me dio un bofetón al decirle que esperaba un hijo», admitió la mujer de Fidel Albiac. «Te lo dije. Ese te ha arruinado la vida», le comentó el púgil cuando le dio el golpe. «Después me dio un abrazo y me soltó un ‘ese ha conseguido lo que quería», recordaba Rocío.

Antes de dar a luz organizaron la boda, aunque nadie la obligó a casarse. «Mi padre  me dio un bofetón al decirle que esperaba un hijo», admitió la mujer de Fidel Albiac. «Te lo dije. Ese te ha arruinado la vida», le comentó el púgil cuando le dio el golpe. «Después me dio un abrazo y me soltó un ‘ese ha conseguido lo que quería», recordaba Rocío.

El embarazo de David fue totalmente buscado y esperado. «Me quedé embarazada de mi segundo hijo, buscamos ese niño, no como la vez anterior en la que el embarazo llegó por sorpresa», recordó. Por otro lado, recuerda que ahí empezaron a llegar los problemas, cuando ésta vio demasiado complicidad entre una camarera de un chiringuito y su por entonces marido.