Rocío Carrasco llevaba 3 meses ensayando con abogados el guión del documental contra Antonio David Flores

Rocío Carrasco pactó esta entrevista con ayuda de Fidel Albiac. Ambos ensayaron todo lo que iba a contar con el fin de destrozar a Antonio David Flores

Rocío Carrasco no ha dejado indiferente a nadie con su testimonio en ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. La hija de Rocío Jurado ha hablado de todo alto y claro. Incluso de sus hijos, Rocío Flores y David. La mujer de Fidel Albiac se rompió con tan solo mencionarles. Es la primera vez que habla sobre sus hijos públicamente, a quiénes considera las dos víctimas de esta situación. 

Durante estos últimos 8 años, Rocío Carrasco ha tenido que soportar todo tipo de comentarios sobre su faceta como madre. La han llamado mala madre, incluso puta. Desde los medios de comunicación, programas de televisión, hasta por la calle. En toda la serie documental Carrasco carga duramente contra una única persona, Antonio David Flores. 

«No me gusta despertar sentimiento de pena o hacer que gente que quiero se sienta mal, yo soy fuerte y tengo que serlo. Me han dicho demasiadas veces que soy una mala madre. Me han hecho sentirme como tal, demasiadas veces. Nunca se le ha cuestionado a Antonio David, siempre han pensado que es verdad lo que ha dicho de mí», ha comenzado explicando preocupada por la imagen que David y Rocío Flores tienen de ella tras todos los escándalos acontecidos durante los últimos años.

«Si yo no hubiese tenido a mis hijos a mí todo eso no me hubiese importando en absoluto. Mala madre, eso es con lo que ellos han crecido. Por sus acciones, creo que Rocío Flores piensa que lo soy. Yo sé que a mí, David me adora lo que pasa que no se lo permiten. Yo sé que él es, por su situación, es un niño que se amolda, que gracias a Dios es feliz de por sí. Me da tranquilidad pero Rocío sí creo que piensa que soy mala madre», ha expresado completamente destruida.

Rocío Carrasco sentencia al colaborador de ‘Sálvame’. «Mis hijos han crecido con su versión, no tiene piedad ni con sus hijos, no le ha importado el bienestar de sus hijos nunca, eso no se hace. Él me ha quitado a lo más importante de mi vida, mis hijos, ha hecho que me odien y que tengan esa imagen de mí», ha rematado. Sabe perfectamente que nunca va a recuperar el cariño de éstos y es que prefiere que sea realmente así, por el bien de ellos. No quiere verles sufrir.

Rocío Carrasco llevaba meses preparando esta larga entrevista. La hija de Rocío Jurado no se quería dejar nada en el tintero. Sabía lo que quería decir y como lo quería decir. Su única estrategia era librarse de su peor enemigo, Antonio David Flores. Un reto que ha conseguido. Esta decisión ha sido tomada y gestionada por Fidel Albiac, quién siempre lleva todos los negocios de Rocío Carrasco. El abogado preparó todos sus escritos que ella misma sujetaba en un papel por si se olvidaba de algún punto y hablaba con tecnicismos que no están en su vocabulario y sí en el de un abogado.