Rocío Carrasco obliga a Carlota Corredera a desmentir la negociación que la desacredita en España

Carlota Corredera lee un importante comunicado que lo cambia todo antes de dar inicio al nuevo documental

Carlota Corredera
Carlota Corredera

El documental de Rocío Carrasco, ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, ha cambiado por completo la percepción de todos hacia la mujer de Fidel Albiac. Muchos se arrepienten de haberla llamado “mala madre”. Ahora saben la otra parte de la verdad. Una de las personas que más la ha apoyado desde los medios de comunicación es Carlota Corredera. En muchas ocasiones, la presentadora se ha enfadado con algunos colaboradores que han intentado desmentir alguna de las cosas que ha narrado Rocío. 

Mucho se ha hablado de la cantidad de dinero que habría cobrado Rocío Carrasco por esta serie documental de 13 capítulos. Se ha llegado a especular con cifras que alcanzaban los 2 millones de euros. Sin embargo, desde ‘La fábrica de la tele’, a través de un comunicado que ha leído Carlota Corredera han querido desmentirlo. “Hubo quienes la volvieron a revictimizar automáticamente, la atacaron con el argumento de que lo hacía por dinero y lanzaron cifras escandalosas para menoscabar su credibilidad”, arrancó Corredera.

Rocío Carrasco niega haber hablado por dinero

“Desde el primer contacto, Rocío Carrasco nos contó que quería hablar únicamente porque necesitaba contar su historia públicamente y como parte del tratamiento como recomendación del equipo de psicoterapeutas que la tratan desde hace tiempo”.

A través de este trabajo conjunto Rocío pudo por fin expresar todas sus emociones, contradicciones y sentimientos sin tener miedo. Esta catarsis que estamos viendo semana tras semana está siendo realmente liberadora para ella, según han corroborado sus psicoterapeutas”, prosiguió la presentadora.

Sin remuneración económica

“En ningún momento ni ella ni su marido Fidel Albiac pidieron dinero a esta cadena ni a esta productora, jamás nos exigieron nada a cambio: ni dinero ni ninguna otra prestación, solo que le diéramos un formato que le permitiera expresarse con libertad y sin ser interrumpida ni juzgada” para acabar con estas contundentes palabras.

“Fuimos nosotros, los productores ejecutivos y máximos responsables de esta serie documental los que decidimos que Rocío debía recibir una contraprestación por la intensa labor desarrollada en las cuatro semanas de rodaje, pero lejos de las cifras que se han publicado para invalidar su testimonio. Una cifra que jamás fue cuestionada, negociada ni comentada por ella ni por nadie de su entorno, Rocío solo nos pidió que se la escuchara”.