Rocío Carrasco veta la pregunta (y media España se le tira al cuello asegurando que se le empieza a ver el plumero)

Rocío Carrasco no quiere hablar del impago de la pensión de David Flores

Rocío Carrasco finalizará la próxima semana su serie documental en la que ha podido narrar el infierno que ha vivido todos estos años y con la que ha conseguido hacer justicia. En esta penúltima entrega, Telecinco contó con ella por videollamada como antesala del capítulo 11. Carlota Corredera le preguntó sobre algunos temas de actualidad, como la denuncia de David Flores por el impago de la pensión.

Carrasco volvía a echar la culpa de todo esto a Antonio David Flores, quién aseguraba que ahora estaba haciendo lo mismo que hizo con Rocío, con David. Sin embargo, a la directa pregunta sobre si pagaba la pensión a su hijo no quiso responder. «No voy a hablar de eso, no voy a declarar en una televisión antes que en un juzgado, pero esto va más allá de una cuantía económica». A raíz de su contestación se creó un hashtag en Twitter donde se podía leer #Rocíonotecreo

Rocío ha explicado que la declaración de este viernes aún está en el aire: «David está citado para declarar porque el ‘ser’ ha vuelto a hacer lo que intentó con Rocío. Me ha presentado una querella en nombre del niño y como tiene 18 años tiene que ratificarla él, el padre lo ha puesto en esta tesitura. Hace dos horas nos hemos enterado que mi hijo va a testificar desde los juzgados de Málaga y vamos a reclamar, así que no puedo asegurar que se produzca esa declaración».

La hija de Rocío Jurado ha expuesto que el proceso iniciado por su ex marido cuenta con varias irregularidades procesales por las que ella ha interpuesto algunos recursos que no han obtenido respuesta todavía: «El día 30 le dije al juez que estaré encantada de declarar cuando todo eso está resuelto y bien hecho».

Rocío no ha querido hablar sobre si ha pagado o no la pensión de su hijo, pero ha dicho emocionada: «Vivo esta situación con desesperanza, porque pone a David en la tesitura de estar en contra de su madre y de pedir cárcel para ella». Aun así, ella confía en que el futuro le depare momentos mejores: «Yo no pierdo la esperanza de volver a ver a mi enano y que todo esto se termine».

Los espectadores han visto ya algunas mentiras en Rocío Carrasco. Flecos en la historia que no cuadran y una defensa a ultranza por parte de Mediaset que hace sospechar. Este capítulo ha sido el menos visto de todos.