Sabemos dónde va Belén Esteban de incógnito todas las tardes que no tiene Sálvame

Belén Esteban sale de trabajar en 'Sálvame', pero no se va directa a casa con Andrea Janeiro y Miguel Marcos, antes tiene otra cosa más importante que hacer

Belén Esteban se tomó dos semanas de vacaciones pactadas con la dirección de ‘Sálvame’. Una vez más demostraron que todo es un auténtico show. La colaboradora se enfrentó a Jorge Javier Vázquez y abandonó el plató. Durante todas esas semanas se especuló con un posible abandono. Nada más lejos de la realidad, la de Paracuellos hizo unas obras en el jardín de su casa y necesitaba unos días libres.

No obstante, sabemos que no es lo único que la ha mantenido entretenida estos días. Como ya hizo Kiko Hernández, Belén Esteban ha aprovechado estos días libres para estar más tiempo con Mila Ximénez. La sevillana no pasa por un buen momento debido a su enfermedad. La ex de Santana regresó a ‘Sálvame’ la semana pasada con la cruda realidad de su situación y el nuevo tratamiento que recibe. Esta semana los médicos serán muy sinceros con ella y le explicarán como está el cáncer. Mila tiene claro que si no se puede hacer nada no piensa sufrir para alargar la agonía.

Mila Ximénez cuenta con el apoyo de su hija Alba y sus tres hermanos, pero también de casi todos sus compañeros de ‘Sálvame’, a los que está muy agradecida, especialmente a Jorge Javier Vázquez, Kiko Hernández, Belén Esteban o Kiko Matamoros. También Terelu Campos.

La colaboradora está muy cansada. El tratamiento de quimioterapia ahora es mucho más fuerte y la última vez pasó un mes en la cama sin poder moverse. Este miércoles regresó al espacio y apareció con un gorro de lana con tachuelas doradas. Lo usa porque no puede peinarse, ya que tiene el pelo muy debilitado y se le caería aún más. La sevillana se está sometiendo a un duro tratamiento, crioterapia capilar oncológica, llevando un gorro de silicona a seis grados bajo cero durante cinco horas al día para intentar evitar la pérdida de su cabello.

Mila abandonó las instalaciones de Mediaset a pie en compañía de Belén Esteban. Ésta la cogió del brazo y andaban poco a poco. Mila ha confesado su agotamiento por la presión mediática a la que está siendo sometida en los últimos días: «No puedo más. Es que me tenéis frita. Yo entiendo tu trabajo, pero estoy agotada. Agotada de que no puedo ir a ningún sitio, agotada de que ayer me fui a comer y os tengo en la puerta preguntando cómo estoy».

«Estoy regular, estoy con lo que sabéis que tengo, estoy luchando. Estoy en ello, estoy en la lucha, estoy bien», ha desvelado, añadiendo cansada que «voy al hospital, me hago mis ciclos, cuando puedo trabajo y cuando no, no. No te puedo decir nada más».