‘Sálvame’ desenmascara a un ‘juguete roto’ de Telecinco: testimonio demoledor

‘Sálvame’ presencia las declaraciones más duras de una cara muy conocida de la cadena amiga

'Sálvame'
'Sálvame'

Hace unos días se supo de la noticia de que Carlos Navarro, más conocido como ‘El Yoyas’, ha sido condenado a casi seis años de prisión por el Juzgado de lo Penal Número 5 de Las Palmas de Gran Canaria. La pena responde a seis delitos de maltrato continuado contra su ex mujer Fayna Bethencourt y sus hijos, y uno contra su pareja actual. Además, durante cuatro años no podrá llevar armas, acercarse o comunicarse con su ex mujer y sus hijos y tener la patria potestad.

Pero hay más. También suma cuatro delitos de lesiones que le obligan a pagar 540 euros a la pareja de su ex mujer y otros 360 euros a la propia Fayna.

Un desagradable culebrón del que la ex concursante de ‘Gran Hermano’ acudió a hablar a ‘Sálvame este jueves, explicando el infierno que ha sufrido con la intención de mandar un mensaje a otras mujeres.

Fayna y Carlos Navarro
Fayna y Carlos Navarro

Fayna explica los malos tratos de Carlos Navarro

“Llegué a normalizar comportamientos que no son sanos, tóxicos, como no hacer ciertas cosas, no vestir de determinada manera… Eso suele suceder así en este tipo de relaciones tóxicas”, empezó Fayna. “El amor Disney ha hecho mucho daño, crees que es amor pero no lo es… Esa persona no te está transmitiendo amor real. En el momento en que la otra persona te hace daño o  te hace sentir mal… no es amor. Eso lo deben entender otras mujeres. Una pareja te tiene que hacer sentir bien, si no es así ahí no vas a encontrar amor de verdad: sal corriendo”, añadió.

“Fue muy agresivo en palabras y golpes, me di cuenta de que quería a un espejismo. Mis hijos lo presencian y ahí se rompió algo. Cuando esta persona me ve echa un trapo me dice: ‘perdona, pero lo has provocado tú’. Estas personas nunca se responsabilizan de su acto, siempre que hacen algo malo te culpan de ello… Eso también machaca psicológicamente y ese día me di cuenta de que no era mi culpa ni lo merecía y ahí se acabo el espejismo que pensaba que era amor”, seguía Fayna Bethencourt.

Fayna y Carlos Navarro
Fayna y Carlos Navarro

“Estuve 5 años mas con él, es muy difícil de resumir, pero la dependencia psicológica es brutal. (…) Yo pensé, sobre todo al principio, que era rebelde y que lo podía cambiar. Él decía que nunca se había enamorado antes y era como una especie de reto, como que nadie le había enseñado amar y tal”, añadió la canaria.

Fayna recuerda las amenazas entre lágrimas

“Puedes salir de ahí. A mí se me amenazó muchas veces con salir con las piernas por delante pero ahora camino, corro, bailo y brinco. En el momento en el que coartan tu libertad, de la manera que sea… Los celos no son amor. Él me controlaba con el móvil, sabía las contraseñas de mis redes, un control absoluto. Todo lo que sea no apoyarte, que tu pienses en iniciar cosas en tu vida y que esa persona, en vez de estar a tu lado, te hunda o te corte las alas…”, lamentaba Fayna.

Teníamos una vida bastante cerrada, no éramos de salir y tal… Conmigo lo tuvo fácil porque mi familia y amigos estaban lejos, es de lo primero que hacen, aislarte de tu entorno. Dejé de hablar con mis amigos y amigas porque sabía que le molestaba que lo hiciera”, reveló.

“Carlos me decía que me callase para que no se enteraran los vecinos”

Además, confesó que Carlos “era una persona muy cuidadosa en el sentido de los malos tratos. Paranoica en el sentido de que no se enterase nadie. Lo último que le hacía falta para su imagen pública, yo me moría de vergüenza porque siempre le había defendido y él tenía miedo de que la gente se enterarse y era precavido. Él tenía actitudes violentas y al final de la relación yo me atrevía a alzar la voz me decía que me callase para que no se enteraran los vecinos”.

“Me agredía en lugares que no se veían a simple vista. Hay muchas mujeres que saben de lo que estoy hablando. He tenido miedo de morir, esta persona es la única persona a la que he tenido miedo. Y he temido por mi vida. Cuando te esta agrediendo y sabes que no te va a soltar…. Tuve mucha suerte. Muchas mujeres no la han tenido, que te caes y te das un mal golpe, recordaba entre lágrimas.

Fayna y Carlos Navarro
Fayna y Carlos Navarro

Eso sí: dejó claro que “nunca le ha deseado nada malo”. “No me sale. Pero a gente de mi alrededor sí, pero no le odio, no le quiero ver nunca más. Eso es todo. No me sale odiar. De alguna manera ya no tengo miedo, pero siempre subyace algo. No sabes cómo la gente puede llegar a reaccionar en un momento dado. tienes que tener un poco de cuidado”, apunto.

“No todos los hombre son malos. Los hay maravillosos. No vale la pena perder la vida con un hombre que no merece la pena, de verdad”, concluyó la ex de GH.