Sálvame destapa lo que hacía Rocío Carrasco en los pasillos de Telecinco por miedo a Antonio David Flores

Carlota Corredera desvela el miedo que Rocío Carrasco sentía al ver a Antonio David Flores

‘Sálvame’ piensa proteger a capa y espada a Rocío Carrasco. Desde que la mujer de Fidel Albiac contó públicamente el calvario que vivió durante los últimos 20 años, presentadores y colaboradores del espacio se han puesto de su lado, aunque no todos. Kiko Matamoros sigue en sus trece haciendo una defensa sobre Antonio David Flores. Este nuevo enfrentamiento en la tarde del programa ha hecho que salga a la luz otro episodio oculto en la vida de Rocío Carrasco.

Ha sido Carlota Corredera la que ha vuelto a sacar las uñas por Rocío Carrasco revelando un episodio de ésta cuando venía a los platós de Mediaset. Como siempre, el debate se originó porque rostros como Kiko Matamoros todavía no entienden cómo la hija de Rocío Jurado no puede tener contacto con sus dos hijos.

Kiko Hernández aseguraba que la protagonista de Rocío, contar la verdad para seguir viva no se acerca a sus hijos por recomendación de los médicos que atienden su depresión. «¿Cómo es posible que seamos tan implacables con la madre y seamos tan respetuosos y tan empáticos con la hija? ¡No me entra en la cabeza!», saltaba Corredera ante los ataques de Matamoros. «Estás analizando la actitud de una madre como si hubiera sido una discusión de adolescentes», le decía.

Carlota Corredera desvela el episodio más duro de Rocío Carrasco

«¿Entiendes que Rocío Carrasco tenga miedo de su hija?, preguntaba Carlota Corredera, a lo que Matamoros decía que entendía que podía haber «secuelas psicológicas» después de la agresión sufrida en 2012 a manos de Rocío Flores. «¿Entiendes que ella tiemble todo cuando escucha y ve en el teléfono que sale el nombre de su hija?», añadía Corredera.

La presentadora gallega iba más allá y desvelaba un detalle desconocido hasta ahora por la audiencia: «¿Puedes entender…? Y espero que no se enfaden conmigo por lo que voy a contar…. ¿Puedes entender que cuando Rocío Carrasco trabajaba en Hable con ellas, del miedo que tenía a encontrarse con Antonio David por los pasillos, le clavase las uñas a sus compañeros mientras caminaba por los pasillos?»

«Si puedes entender eso, ¿cómo puedes afearle a Rocío Carrasco que no entiendes por qué no se acerca a su hija? ¡No lo entiendo! ¡No me entra en la cabeza!»