Sálvame saca los trapos más sucios de la vida privada de Isabel Preysler (y cuentan lo que ocurre dentro de su mansión de Madrid)

Isabel Preysler en el punto de mira. Sálvame consigue un testimonio que no la deja en buen lugar

Desde que Tamara Falcó adquirió tanta popularidad tras su paso por ‘MasterChef Celebrity 4’, la familia al completo está en el punto de mira. Tras los rumores de infidelidad de Íñigo Onieva a la colaboradora de ‘El Hormiguero’, ahora le ha tocado el turno a Isabel Preysler. Pero no, en su caso de momento Mario Vargas Llosa no la engaña. ‘Sálvame’ ha sacado a la luz a la verdadera Isabel Preysler, la que nadie conocíamos ni nos imaginábamos.

Así es realmente Isabel Preysler

El espacio de las tardes de Telecinco ha conseguido hablar con el que fuera chófer del Marqués de Griñón, padre de Tamara Falcó y con quien la Preysler se casó en marzo del 1980. «Es muy modesta pero engaña a todo el mundo. Parece que no ha roto un plato en su vida, pero tela marinera». Así de fuerte empezaba con unas declaraciones que van a dar mucho que hablar.

El chófer trabajó muchos años al lado de Isabel Preysler. Desde que se conocieron hasta que se divorciaron y la conoce mejor que nadie, por eso sabe de lo que habla. «No hay que fiarse de ella«, ha asegurado. Una conversación telefónica en la que Julio desvela jugosos datos de la vida privada de Isabel Preysler, que muchas personas desean conocer: «Va mucho a fiestas y siempre tiene a un peluquero en casa que la arregla«, «Se levanta muy tarde» o «Por la mañana come mucha fruta» son algunos de los hábitos de la ahora pareja de Mario Vargas Llosa. 

Desvela que tampoco trata bien a sus empleados. «Si no trató bien al Marqués de Griñón, como quieres que nos tratara bien a nosotros«, ha asegurado. «En lugar de servir filetes para comer, servía sardinas«, ha desvelado, sacando a relucir el lado más tacaño de la Preysler. Asegura que algún día le gustaría escribir un libro, pero ahora es mejor callar.