Sara Carbonero se olvida de Iker Casillas: enamorada de un empresario canario

Sara Carbonero se escapó de vacaciones a la Graciosa junto a Isabel Jiménez y conoció a un empresario canario

Sara Carbonero empieza una nueva vida tras romper finalmente con Iker Casillas. Hace algo más de un mes ambos compartieron en redes sociales su decisión. A principios del mes de abril, los dos acudieron a los juzgados de Pozuelo de Alarcón para firmar el divorcio. A pesar del fin de su matrimonio, el exguardameta y la periodista se guardan un gran cariño, prueba de ellos son los mensajes que se envían a través de las redes sociales. Además, aunque los niños se quedan con la toledana en la casa de la Finca, el madrileño puede venir a verlos cuando quiera, sin días ni horarios establecidos.

Sara Carbonero está volcada ahora mismo en su trabajo. La periodista realiza una sección semanal en Radio Marca y lleva su firma de ropa ‘Slow love’ junto a su amiga Isabel Jiménez. Durante estos difíciles meses se la ha podido ver acompañada de sus amigas y amigos, sin embargo su corazón podría estar ocupado de nuevo. Sara e Iker ya no mantenían una relación normal desde hace varios años.

Sara Carbonero conoció a un empresario canario en su escapada a la Graciosa

Según publica Diez Minutos este mismo miércoles, Sara Carbonero podría estar enamorada de un empresario canario, con quién se la ha podido ver en su viaje a Gran Canaria junto a su amiga Isabel Jiménez. Según la publicación, la periodista, que acaba de separarse de Iker Casillas tras más de una década de amor y dos hijos en común, disfrutó de una escapada de cinco días a Isla Graciosa con Isabel Jiménez y otros amigos. Durante su estancia, se alojaron en casa de José Luis, un buen amigo de Isabel y su marido, y con quien Carbonero mostró mucha complicidad.

Este empresario reside en las Palmas de Gran Canaria, fue Gerente del Patronato de Turismo de Fuerteventura y actualmente trabaja como Consejero de una empresa familiar dedicada a la agricultura. El joven es íntimo amigo de Isabel Jiménez. Según la revista, José Luis ejerció de gran anfitrión y demostró tener mucha complicidad con la periodista.

Ambos demostraron una gran complicidad. Se sentaron juntos en el jardín de la casa y Carbonero compartió un stories con una de sus canciones favoritas. Ambos coincidieron en el aeropuerto, no obstante tenían vuelos diferentes. Ella volvía a Madrid.