“Soy cocainómano desde los 15 años”. Kiko Matamoros paraliza a España

Kiko Matamoros se confiesa en 'Domingo Deluxe' sobre sus adicciones a las drogas desde los 15 años

Telecinco programaba una nueva entrega de Sábado Deluxe en domingo para cubrir el hueco de la ausencia de realities en la cadena. Mediaset puede estar contenta porque le ha salido la jugada redonda. El espacio se ha alzado con un buen 16,3% de cuota de pantalla y 1,7 millones de espectadores. Como plato fuerte el programa contaba con la entrevista a Kiko Matamoros, que no ha dejado indiferente a nadie.

Durante esta semana Kiko Matamoros cebaba con que iba a contar todo sobre Makoke. Habló incluso que alguien podría haberle envenenado, sin embargo el titular que más interesó fue su confesión más dura. El mayor secreto de la pareja de Marta López, su adicción a las drogas desde los 15 años. Karmele Marchante no iba desencadenada cuando decía que entre sus compañeros había carreras de drogas en el lavabo.

«Yo soy cocainómano desde los 15 años, me queda un año para cumplir las bodas de oro», ha empezado relatando dejando a sus compañeros impactados.

«Nunca he tenido la sensación de tener un problema con esa adicción. Pero desde los 15 no he dejado de consumir. La cocaína no ha condicionado mi vida, pero sí mis relaciones. Soy cocainómano para toda la vida», ha explicado el colaborador, que ha confesado que este problema sí le ha traído algún aprieto legal.

Asegura que consumió menos cuando se casó con la madre de sus cuatro hijos, Marían, algo que le ha vuelto a pasar con Marta López Álamo, su gran apoyo. «Cuando empecé con ella levanté mucho el pie porque ella no consumía y ella estaba en una dimensión y yo en otra”.

«En esos 20 años no dejé de consumir pero era cuando estaba de fiesta con amigos o dónde ella no estaba. Antes de Marian mi consumo desde el punto de vista médico era muy poco aconsejable», ha explicado.

Sin embargo, cuando salió con Makoke, su consumo de drogas era algo habitual. «Como consecuencia de eso sucedieron episodios desagradables y complicados desde el punto de vista legal y llegó a condicionar incluso mis relaciones sexuales», ha confesado.

«Cuando se quedó embarazada de mi hija estuve un año sin consumir, hice un esfuerzo porque quería ver a mi hija sana y feliz. Me cuidé mucho (…). He dejado de consumir en temporadas largas para que mis hijos estuviesen bien», se ha sincerado Kiko Matamoros.

«Se ha difamado y se ha mentido por lo más bastardo que son intereses económicos y me duele por los míos y mis hijos. Ellos no sé si no lo saben pero lo intuyen«, ha contado Kiko Matamoros en este arranque de sinceridad con la finalidad de callar bocas.

«Mi novia Marta es anti todo esto, y como no es compartido me he visto en una situación ridícula a su lado. Si quieres estar bien o estáis los dos en la misma onda o es absurdo. Solo lo hago cuando vienen amigos a casa. Ella se cabrea y me da la brasa. Casi no he consumido estando con ella», ha añadido Kiko Matamoros que ha asegurado que nunca ha intentado desintoxicarse. «Posiblemente he puesto mi vida en peligro», ha afirmado amargamente.