Suceso traumático tiene a Kiko Rivera e Irene Rosales temblando de miedo. Isabel Pantoja, implicada

Kiko Rivera tocado y hundido. Su última exclusiva en Lecturas ya no interesa. Rocío Carrasco le ha dejado sin opciones. Se avecina tormenta

Telecinco está dispuesto a repetir el gran éxito conseguido con ‘Cantora: la herencia envenenada’. A finales de diciembre, Kiko Rivera decidía emprender una guerra mediática con su propia madre, Isabel Pantoja. Un hecho insólito. Su pequeño del alma le traicionó. El DJ está dispuesto a conseguir que se cumpla la voluntad de Paquirri. Quiere recuperar el dinero que le debe su madre y vender su parte de Cantora.

Kiko Rivera llegó a conceder hasta cinco entrevistas, tres televisadas y dos en revistas. El primer episodio de ‘Cantora’ logró récord histórico con más de 5 millones de espectadores y más de 7 en el minuto de oro. Más visto que un Barça-Madrid. Fue la emisión más vista del 2020. El cantante iba a parar, sin embargo esta semana concedió otra entrevista a la revista Lecturas respondiendo a todas las polémicas.

Está claro que Telecinco y Kiko Rivera se han hecho de oro con esta trama, sin embargo, ya está demasiado quemada y el grupo de comunicación ya ha encontrado sustituto. Rocío Carrasco por fin va a hablar tras 25 años de silencio. La entrevista más esperada y buscada que parecía que jamás iba a llegar.

Esta serie documental consta de cinco capítulos. Son horas y horas de imágenes y conversaciones con Carrasco que no van a dejar indiferente a nadie. Y por supuesto van a hacer que otras personas quieran hablar porque nadie se va a salvar.

Con estos especiales Kiko Rivera ya no tiene cabida en ningún programa de la cadena. Su guerra con Isabel Pantoja ha pasado a un segundo plano. Ahora empieza el auténtico declive del DJ y su mujer, Irene Rosales.