Trato de favor arrastra a Emma García (‘Viva la vida’) a su mayor descrédito profesional

Emma García asciende a José Antonio Avilés en su programa y los espectadores se la echan encima

Emma García llegó a ‘Viva la vida’ hace ya más de dos años para capitanear un equipo liderado por rostros como Diego Arrabal, Luis Rollán, Carmen Borrego, Terelu, Alejandra Rubio, Suso o José Antonio Avilés. Ésta último es el que más ha sacado de quicio a la presentadora. En muchas ocasiones no ha podido con su carácter altivo, su arrogancia o con su tono de voz. Tampoco le gusta que mienta porque desacredita la veracidad del programa. A pesar de sus múltiples defectos, el cordobés ha conseguido labrarse un hueco en los medios de comunicación.

El pasado fin de semana, el programa de ‘Viva la vida’ hablaba de la noticia del día, la carta que María José Campanario dedicó a Belén Esteban y que hizo rebotar como nunca a la colaboradora, que ya había dejado de hablar de ella debido a las peticiones de su hija. En un momento dado, José Antonio Avilés simuló que la mujer de Jesulín de Ubrique llamaba a su teléfono.

Avilés cogía el teléfono y comenzaba a decir en voz alta “¿Dígame?”, dando a entender que estaba efectivamente recibiendo una llamada telefónica. Pero parece que no había nadie al otro lado de la línea telefónica. Éste aseguraba que era María José Campanario quién le había llamado, sin embargo su compañera Marisa Martín Blázquez vio que en el teléfono de Avilés solo había llamadas salientes y ninguna entrante, así que nadie le había llamado. “Lo que veo en tu móvil son tres llamadas salientes, ninguna entrante”. 

Antes de que se aclarase este asunto, Isabel Rábago escribía por Whatsapp a Campanario para preguntarle si era verdad que había llamada a Avilés en directo, algo que la mujer de Jesus Janeiro desmentía rápidamente. Una enésima mentira más que ya no sorprende, sin embargo la productora sigue confiando en él. Ahora mismo el cordobés cuenta con una sección exclusiva en ‘Viva la vida’ donde puede lucirse como él sabe. Algo que muchos espectadores ven como un trato de favor por parte de la presentadora y de la dirección del programa, y es que recordemos que Avilés es el sobrino de Raúl Prieto. Un ascenso que pilla a todos de forma inesperada.