Última hora de Ortega Cano desvelada por Ana María Aldón hiela la sangre. “Da miedo”

Ana María Aldón habla del calvario que están viviendo en la familia por culpa de un fan. Está denunciado

Ana María Aldón se ha convertido en un rostro más por sí sola, sin depender de Ortega Cano. Quién le iba a decir a la diseñadora, fan de Rocío Jurado, que iba a terminar casada con el torero. Ese que ella veía en los programas del corazón. El matrimonio acaba de cumplir nueve años juntos y no se han separado en ningún momento. Ambos tienen un hijo en común y a la empresaria le encantaría aumentar la familia, pero ahora mismo no es el momento.

Ana María Aldón se define a sí misma como una “superviviente de la vida”, “una persona luchadora y fuerte, sencilla y humilde”. En más de una ocasión, la colaboradora de ‘Viva la vida’ ha compartido con los espectadores como conoció al diestro. La joven acudió a la finca Yerbabuena con su madre y se encontró con el torero, quién le pidió una cita.

“Sigo siendo la misma persona, no he sufrido ninguna metamorfosis. Antes es verdad que tenía menos interés para algunos familiares, que no se preocupaban por mí y ahora quieren tener una relación estrecha conmigo. A mí esto no me interesa ni lo entiendo porque mi esencia es la misma”, cuenta Aldón a la revista a Lecturas.

“Yo siempre he sido una inconformista. Tuve mi tienda de ultramarinos y estaba muy contenta y orgullosa. Era una tienda de alimentación donde había fruta y de todo. Allí ya era muy feliz, jamás he ocultado mis raíces. Yo vengo de una familia humilde, obrera y trabajadora con muchos valores”, nos cuenta en su entrevista más personal.

Ana María Aldón está muy preocupada por su marido y su familia. Desde hace un tiempo están recibiendo acoso por parte de una persona que ya ha sido denunciada. “Es una persona que tiene nuestra dirección, nos manda muchos taxis, tiene varias cuentas falsas en redes sociales y está denunciada”. Reconoce que viven con miedo: «Da miedo».