Vecinos alertan de madrugas sin control de Kiko Rivera cuando Irene Rosales se va a Madrid por ‘Viva la vida’

Kiko Rivera preocupa a sus vecinos al ver entrar a varias personas en su casa los fines de semana cuando Irene Rosales no está

Kiko Rivera ya ha contado en más de una entrevista que no ha logrado superar su adicción a las drogas y al alcohol. Estar siempre en el mundo de la noche tampoco ayuda. Con el confinamiento estuvo más controlado gracias a la presencia de sus dos hijas y a su mujer, Irene Rosales. El DJ ha decidido hacer un alto en el camino en la guerra con su madre. No le está haciendo bien permanecer tan expuesto y ha decidido abandonar temporalmente los platós de televisión y las revistas. Su entorno se ha quedado muy preocupado por ese misterioso vídeo donde se vino abajo.

«Sé que esto le está afectando un montón y sé que necesita que alguien se quede con él por las noches cuando Irene no está» confesaba Isa. De esta manera, le mostraba su apoyo públicamente afirmando que «me tiene para lo que necesite». Fue el propio marido de Irene Rosales el primero que asumió su mayor miedo: «Me está afectando a mi vida, me peleo con mi mujer, con mis amigos, hay veces que no tengo ganas de nada, he engordado y temo quedarme solo para no volver a caer en lo mismo» confesó.

«Por mi salud mental, tengo que frenar, no puedo más». De esta manera Kiko Rivera comunicaba públicamente que iba a retirarse temporalmente de la televisión. 

Los fines de semana es la peor época para Kiko Rivera. El hijo de Isabel Pantoja se queda solo al cuidado de las dos pequeñas mientras Irene Rosales se traslada a Madrid para las grabaciones de ‘Viva la vida’. Es en ese momento cuando Kiko Rivera tira de agenda y llama a alguno de sus amigos para estar acompañado. Vecinos de la zona alarman a Irene Rosales porque le ven siempre con mucha gente en casa.