Vídeo delirante de María Patiño mintiendo descaradamente a toda España

María Patiño se lleva las mofas de sus compañeros y de sus seguidores tras afirmar que nunca se ha sometido a una operación estética

«Mentirosa«, así han llamado a María Patiño tras sus últimas declaraciones. La presentadora es una de las más asiduas a los retoques estéticos. Casi semanalmente acude a su centro favorito, la clínica Diego de León, para someterse a tratamientos revolucionarios. Eso sí, que no requieren de ingreso hospitalario. Su mayor operación fue una rinoplastia. Aún circula un vídeo de ella cuando todavía no era conocida y participó en un programa donde se buscaba el amor. La diferencia de aquel momento ahora es bastante evidente. Es absurdo que niegue las operaciones a las que se ha sometido.

Según María Patiño, sus cambios físicos son debido al paso del tiempo. ¿A quién quiere engañar? El pasado sábado hablaba abiertamente de estos cambios físicos y los intentaba esconder. «De momento no, pero no sé como lo llevaré en el futuro. Yo tengo 49 y cumplo 50 en agosto. Y yo cuando era niña pensé que iba a ser más mayor de lo que soy. Y además, como yo no me he hecho nada ya sabéis que lo mío es natural», decía mientras se escuchaba la risa malvada de sus compañeros.

Durante todos estos años se ha sometido a cientos de retoques estéticos, la mayoría de ellos no requieren de intervención quirúrgica ni hospitalización. Le gusta cuidarse y mucho más debido a su profesión. Ella está muy expuesta por eso tiene que cuidar su rostro especialmente y también todas aquellas cosas que diga. Se pasa una media de cinco horas al día en televisión y trabaja todos los días de la semana, de lunes a domingo. Es uno de los rostros más conocidos de la pequeña pantalla.

La colaboradora se ha sometido, por lo menos públicamente, a un total de 15 retoques estéticos. En el año 2007 empezó su gran cambio con un levantamiento de cejas con bótox. Le pilló el gusto a las inyecciones de toxina botulínica y decidió rellenarse las arrugas de la piel. La colaboradora ha trabajado muchas horas siempre y es que en el periodismo ya se sabe que no hay horarios. Por este motivo quiso terminar con las ojeras y las bolsas. 

También quiso otorgarle de algo más de volumen a sus labios inyectándose ácido para que sean más gruesos. Esta práctica la ha hecho durante todos estos años, igual que el relleno de arrugas. Tal vez las operaciones más complicadas fueron su rinoplastia y una drástica rebaja del mentón.

Se ha rellenado los pómulos y se ha blanqueado los dientes. En 2017 se operó el pecho no conforme con su tamaño. En 2018 se realizó un lifting cervical y en 2019 volvió a pasar por quirófano para darse un nuevo retoque en su nariz. Con todas estas operaciones María Patiño ha empeñado un total de 30.000 euros. Para estar guapa hay que sufrir o ganar desorbitadas cantidades de dinero. Recientemente se ha alisado las manos.